Temporada de Les Arts: apuesta valiente

Temporada de Les Arts: apuesta valiente

Han apostado fuerte el Palau de les Arts y su director artístico, Jesús Iglesias, en la temporada 2020-2021. Han sacado pecho y sin pensar en limitaciones de aforos y escénicas, se han lanzado a una programación ambiciosa que parece huir de la tendencia a “camarizar” todo. Tristan und Isolde, Tercera de Mahler, Leningrado de Shostakóvich, Réquiem de Verdi…. Junto a estos y otros obrones casi multitudinarios, la programación intercala la rabiosa contemporaneidad de Fin de partie, la ópera que György Kurtág estrenó el 15 de noviembre de 2018 en la Scala de Milán, con estremecedor montaje escénico de Pierre Audi y escenografía Christof Hetzer. Será una de las muchas citas señaladas de una temporada ciertamente excepcional, primera en la que no figura Plácido Domingo, y que rompe definitivamente con el pasado de Davide Livermore. De alguna manera, la calidad, diversidad y excelencia establece un claro puente entre las programaciones de la época dorada de Helga Schmidt y esta propuesta pergeñada por Jesús Iglesias desde sus muchos saberes, dedicación y competencia profesional. Cualidades que también le vinculan con la desaparecida Schmidt.

Calidad sobresaliente también en contenidos e intérpretes. El Tristan, dirigido por Mikko Franck y escénicamente por Àlex Ollé (La Fura dels Baus), recupera la formidable tradición wagneriana del Palau de les Arts, forjada con montajes como el histórico ciclo de El anillo del Nibelungo, que firmaron Zubin Mehta y La fura dels Baus, el Parsifal de Maazel/Herzog o, en fin, el Tristan de Mehta con Jay Hunter Morris y Jennifer Wilson en los roles titulares). En esta ocasión, los protagonistas vocales serán Stephen Gould como Tristan, Elena Pankratova que debuta el papel de Isolde, y el gran clásico Rey Marke de René Pape.

Cita imprescindible de la nueva temporada valenciana es también el Falstaff de Verdi que protagonizará Ambrogio Maestri entre el 21 y el 31 de enero, en el que también actuarán, entre otros, Ainhoa Arteta (Alice Ford) y Violeta Urmana, que asume por primera vez el papel de Mrs. Quickly. La dirección musical ha sido encomendada al estadounidense James Gaffigan, mientras que la escénica corre a cargo de Mario Martone, en su conocido trabajo para la Staatsoper de Berlín. También en el ámbito del repertorio italiano, La Cenerentola de Rossini retorna en nueva producción promovida por el Palau de Les Arts junto con la Dutch National Opera y el Grand Théâtre de Ginebra. En el foso concertará Maurizio Benini, y entre los cantantes destacan la mezzosoprano Anna Goryachova como Angelina, el tenor estadounidense René Barbera (Don Ramiro),  y el eterno Don Magnífico del gran Carlos Chausson.

I Pagliacci y Cavalleria Rusticana llegan, como de costumbre, juntas, en el conocido montaje de Giancarlo del Monaco del Teatro Real de Madrid. La dirección musical ha sido encomendada al alcoyano Jordi Bernàcer, y entre los cantantes, nombres tan célebres como la veterana Sonia Ganassi (Santuzza), Ruth Iniesta (Nedda) o el siempre bienvenido tenor tinerfeño Jorge de León, que encarnará tanto a Turiddu (Cavalleria) como Canio (Pagliacci). Mamma Lucia volverá a ser María Luisa Corbacho, quien ya interpretó este papel en Valencia, y de modo sobresaliente, en esta misma producción en marzo de 2010, entonces con Lorin Maazel, y protagonizada igualmente por Jorge de León. En aquella ocasión la gran ópera de Mascagni compartió cartel con la no menos verista La vida breve, de Falla.

Fecha señalada será también el 27 de septiembre, día en el que se estrenará en España el montaje dramático y escénico que del Réquiem de Mozart ideó Romeo Castellucci para el Festival de Aix-en-Provence (donde se estrenó en la edición del pasado verano) y el propio Palau de les Arts. La dirección musical ha sido encomendada a Stefano Montanari y la coreografía a Evelin Faccini. Il tutore burlato, de Martín i Soler (con Cristóbal Soler en el foso y escena de Jaume Policarpo), o L’isola disabitata, de Manuel García, en la versión escénica de Emilio Sagi coproducida por el Arriaga y el Maestranza, son títulos igualmente detacados de la programación, que en su apartado lírico se completa con una versión concertante del Mitridate re di Ponto, dirigida por Marc Minkowski, y la zarzuela El barberillo de Lavapiés, que contará con el lujo en el foso de Miguel Ángel Gómez Martínez, y se verá en el montaje escénico de Alfredo Sanzol para el Teatro de la Zarzuela. Entre las voces, Borja Quizá (Lamparilla) y la valenciana de Crevillent Sandra Ferrández (Paloma).

Excepcional sin duda es el selecto ciclo liederístico. Seis citas en las que, junto a Ainhoa Arteta, aparecen nombres como los de la también soprano Lise Davidsen (25 octubre), Anita Rachvelishvili (17 enero), el barítono Christian Gerhaher (Schubert, Berg, Fauré; 12 febrero), Sonia Yoncheva (25 abril) y René Pape (16 mago). La cita se redondea con la mezzosoprano estadounidense Joyce DiDonato, que el 13 de diciembre cantará obras de Monteverdi, Gluck, Händel y Purcell junto con el conjunto Il Pomo d’Oro dirigido por Máxim Emelyanychev.

No menos remarcable es el cuidado capítulo sinfónico, en el que ante el podio de la estupenda Orquestra de la Comunitat Valenciana se sucederán nombres tan remarcables como Daniele Gatti (Réquiem de Verdi), Fabio Luisi (Novena de Beethoven) o Gustavo Gimeno (Tercera de Mahler, solista la contralto Karen Cargill). Pablo Heras Casado, con la Sinfonía Leningrado de Shostakóvich, y Juanjo Mena con un programa Arriaga, Mozart y Schubert, son nombres igualmente señalados en la gran temporada del Palau de les Arts.