Speranza Scappucci será la primera mujer italiana en dirigir una ópera en la Scala de Milán

Speranza Scappucci será la primera mujer italiana en dirigir una ópera en la Scala de Milán

La emergencia sanitaria por la Covid ha propiciado en el Teatro alla Scala de Milán un acontecimiento a su manera histórico. Evelino Pidò, encargado de dirigir a partir del 18 de enero I Capuleti e i Montecchi de Bellini, ha causado baja de última hora y será sustituido por Speranza Scappucci, actual directora de la Opéra Royal de Wallonie. Scappucci se convierte así en la primera mujer italiana en dirigir una ópera en la Scala.

No es Scappucci, sin embargo, la primera mujer directora en sentarse en el foso del coliseo milanés. Esta prerrogativa le corresponde a Claire Gibault, quien en 1995 dirigió la producción de La station thermale de Fabio Vacchi, seguida en 2011 por la finlandesa Susanna Mälkki, responsable de la dirección musical de Quartett de Luca Francesconi. En ambos casos se trataba de óperas contemporáneas. Scappucci puede considerarse, desde este punto de vista, la primera mujer en dirigir en la Scala un título de repertorio.

“Estoy muy emocionada”, ha escrito Scappucci en redes sociales, “y siento fuertemente la responsabilidad de este repentino e inesperado compromiso. Me gustaría agradecer al superintendente Meyer y a todo el teatro, especialmente a la orquesta, por cómo me han acogido y por su deseo de seguir adelante con la producción a pesar de las dificultades”.

(foto: Silvia Lelli)