SEVILLA / La espontaneidad del 'nuevo violone' de Ismael Campanero - Scherzo
Lo último