Saltan chispas entre Muti y Chailly en el Teatro alla Scala de Milán

Saltan chispas entre Muti y Chailly en el Teatro alla Scala de Milán

El regreso de Riccardo Muti al Teatro alla Scala ha sido igual de tormentoso que su salida del coliseo milanés en 2005. Según apuntan medios de información italianos, al término del concierto que dirigió ayer en la Scala al frente de la Filarmónica de Viena, Muti fue protagonista de un desagradable accidente con el actual director musical del teatro, Riccardo Chailly.

La cita venía precedida de una polémica. En un primer momento, la Scala había anunciado su reapertura al público para el día 11 de mayo con la actuación de Muti, coincidiendo con el 75º aniversario del histórico concierto con el que Arturo Toscanini había reabierto el teatro milanés, reconstruido tras los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial.

La decisión de abrir con Muti y con una orquesta ajena al teatro levantó las protestas de algunos sectores de la institución. Al final, la reapertura oficial tuvo lugar un día antes, el 10, con una velada a cargo de la orquesta y coro de la Scala bajo la dirección de Chailly.

Tras el concierto de ayer, Chailly acudió al camerino de Muti para saludarle. Visiblemente irritado, Muti fingió en un primer momento no reconocerle y, cuando Chailly se quitó la mascarilla, aseguró haber dejado claro que no quería ver a nadie. Después de lo cual, gritó a todos los presentes “fuori dai coglioni!”, esto es, “lárguense”, aunque para ajustarse a la crudeza de la expresión podría decirse “váyanse a la mierda”. Chailly habría encajado el exabrupto con serenidad.

El accidente puede haber dado al traste con los esfuerzos de Dominique Meyer por arreglar la relación entre la Scala y Muti, cuya salida del coliseo milanés en 2005 fue especialmente convulsa.