Muere, a consecuencia de las heridas de un antiguo atropello, el legendario fagotista Michael McCraw

Muere, a consecuencia de las heridas de un antiguo atropello, el legendario fagotista Michael McCraw

Era conocido como el “Niño malo del fagot”. Michael McCraw (Galax, Virginia, Estados Unidos, 1947), falleció ayer en Bloomington, Indiana, a consecuencia de las heridas sufridas hace años tras haber sido atropellado por un automóvil, según ha anunciado el Instituto de Interpretación Histórica de la Universidad de Indiana, donde daba clases. Su estado de salud, desde aquel accidente, era muy delicado. En estos últimos años, fue cuidado por su compañera en la Universidad de Indiana, la clavecinista Elisabeth Wright. Junto a ella, al laudista Nigel North o al tenor Peter Elliot, había logrado que la mencionada universidad se convirtiera en un auténtico referente de la música antigua en Norteamérica. Estaba considerado no solo como uno de los más destacados especialistas en el fagot barroco, sino también como uno de los más emblemáticos profesores de este instrumento en todo el mundo.

Estudió piano en Noone, en la Universidad del Estado Apalache, donde también tomó contacto con el que más tarde sería su instrumento, el fagot, y con el saxofón tenor (llegó a formar parte de bandas de jazz). Comenzó su carrera en Nueva York, como miembro de la Orpheus Chamber Orchestra, poco antes de convertirse en uno de los pioneros en su país de las interpretaciones históricamente documentadas.

En 1979 se trasladó a vivir a Colonia, donde colaboró activamente con Musica Antiqua Köln, el irrepetible ensemble que fundara Reinhard Goebel, así como con otras formaciones punteras en aquel momento en el campo de la música antigua: Concentus Musicus Wien, London Baroque, Amsterdam Baroque Orchestra, el Drottningholm Baroque Ensemble o Camerata Köln. En 1991 se mudó a Toronto para convertirse en el primer fagotista de la Tafelmusik Baroque Orchestra, cargo en el que estuvo hasta 2002. También colaboró a partir de ese momento con algunas agrupaciones de su país, como la Portland Baroque Orchestra o la Seattle Baroque Orchestra.

Participó en casi 150 grabaciones discográficas, la última de las cuales incluía varios conciertos para fagot de Antonio Vivaldi, precisamente junto a la Seattle Baroque Orchestra, en el sello Centaur (2001), bajo la dirección de la violinista Ingrid Matthews.

Como detalle anecdótico, hay que destacar que fue profesor en la Universidad de Indiana, del clavecinista español Ignacio Prego.

En octubre del pasado año, su compañera en la Universidad Indiana, la violagambista y musicóloga británica Wendy Gillespie, le dedicó, a modo de homenaje, un programa de radio, en el que recordaba, una vez más, su apodo de “Niño malo del fagot”:  enlace