Muere el tenor austriaco Kurt Equiluz, el Evangelista de Harnoncourt

Muere el tenor austriaco Kurt Equiluz, el Evangelista de Harnoncourt

El pasado 20 de junio, falleció a los 93 años el tenor austriaco Kurt Equiluz, conocido por su papel de Evangelista en las Pasiones de Bach bajo la batuta de Nikolaus Harnoncourt.

Nacido en 1929, tras formar parte de los Wiener Sängerknaben, estudió entre 1944 y 1955 en la Academia Estatal Austriaca de Música y Arte de Viena. Hizo su debut como solista en 1957 en la Wiener Staatsoper como Pedrillo en el Rapto en el serrallo de Mozart y desde entonces actuó a menudo en la Ópera vienesa en papeles de tenor buffo como Don Curzio (Las bodas de Fígaro), Scaramuccio (Ariadna en Naxos), Jaquino (Fidelio), Balthasar Zorn (Maestros cantores) o Monostatos (Flauta mágica).

Su notoriedad se debe sin embargo a su papel de Evangelista en las Pasiones de Bach y a su participación en la célebre integral de las cantatas de Bach que desde los años setenta Gustav Leonhardt y Nikolaus Harnoncourt llevaron a cabo con criterios historicistas para el sello Telefunken (luego Teldec). Equiluz se convirtió así en un especialista del repertorio bachiano, que grabó también con directores como Michel Corboz y Helmuth Rilling. Con Harnoncourt colaboró asimismo en las tres óperas de Monteverdi y en las Vísperas de la Beata Virgen. Tampoco desdeñó el repertorio contemporáneo; en 1960 participó en el estreno de Mystère de la Nativité del compositor suizo Frank Martin en el Festival de Salzburgo.

Se dedicó a la enseñanza y desde 1982 fue profesor en la Wiener Musikakademie.