Muere a los 87 años el compositor Antón García Abril

Muere a los 87 años el compositor Antón García Abril

Este miércoles 17 de marzo, ha fallecido en Madrid a los 87 años el compositor Antón García Abril, uno de los nombres más conocidos de la creación contemporánea española.

Nacido en Teruel en 1933, estudió con Julio Gómez y Francisco Calés y posteriormente fue alumno de Goffredo Petrassi en Roma. Cofundador en 1958 del grupo “Nueva Música”, García Abril se fue distanciando progresivamente de los postulados de la vanguardia para abrazar un lenguaje comunicativo y directo, en el que la melodía desempeñaba un papel central. Fue autor de un prolífico catálogo que incluía obras orquestales, música de cámara y obras vocales. En 1997, el Teatro Real de Madrid estrenó su ópera Divinas palabras.

No obstante, su faceta más conocida por el gran público fue la de compositor de bandas sonoras: más de 200 escribió para el cine y la televisión, entre las que figuran títulos como Los santos inocentes, La colmena, Curro Jiménez, Fortunata y Jacinta o, por supuesto, la sintonía de El hombre y la tierra, una música grabada para siempre en el recuerdo colectivo de varias generaciones de españoles.

Catedrático de Composición del Real Conservatorio Superior de la Música de Madrid (1974-2003) y Académico de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando de Madrid (1982), García Abril recibió numerosos reconocimientos, entre los que están el Premio Nacional de Música (1993), el Premio Fundación Guerrero de Música Española (1993), la Medalla de oro al Mérito de las Bellas Artes (1998) y el VII Premio Iberoamericano Tomás Luis de Victoria (2006).