MADRID / Offenbach en zarzuela

MADRID / Offenbach en zarzuela

Madrid. Fundación Juan March. 21-X-2020. Offenbach, El caballero feudal. Gerardo Bullón, Francisco Díaz-Carrillo, Emilio Sánchez, Irene Palazón, Francisco Matilla. Carlos Díez (piano). Fernando Poblete (coordinación artística).

La Fundación Juan March ha mantenido su habitual actividad reprogramando muchas de las actividades que tuvieron que ser suspendidas la pasada primavera. Un compromiso con la producción nacional que es digno de alabanza en estos momentos. Los conciertos se realizan en el teatro de la Fundación, sin público, aunque retrasmitidos por Radio Clásica y el propio canal de la Fundación. Una dimensión abierta de consumo musical que partiendo siempre de la producción en vivo va más allá del directo inmediato, con el añadido de dejar un rico patrimonio sonoro en sus fondos.

El original ciclo “Offenbach, compositor de zarzuelas” sugiere con ese provocador título una reflexión sobre qué es zarzuela y cómo el género de teatro musical estaba mucho más internacionalizado de lo que pensamos, como muy bien explica el musicólogo Enrique Mejías en las notas al programa. La gran cantidad de títulos de Offenbach traducidos y adaptados en España, con el nombre genérico de zarzuela, es un buen ejemplo de esta permeabilidad de los repertorios de teatro musical popular. La zarzuela no solo fue La verbena de la Paloma o El barberillo de Lavapiés, sino también Los dioses del Olimpo (que así se llamó en España Orfeo en los infiernos), Barba Azul o La viuda alegre, obras muy populares que nunca se vieron como ajenas al repertorio.

Hay que recordar que son momentos difíciles para el teatro musical y no es fácil cantar en estos tiempos revueltos. Este ciclo giraba en torno a la propuesta de teatro musical de cámara de una de estas zarzuelas de Offenbach, El caballero feudal, adaptación española de la opereta Croquefer ou le Dernier des Paladins, una animada comedia que parodia las relamidas historias caballerescas. El proyecto inicial implicaba a los alumnos de la Escuela Superior de Canto de Madrid, con dirección escénica de Marina Bollaín y producción y arreglos musicales de Ópera Cómica de Madrid. Todo se cayó con la pandemia y se decidió reprogramar la obra en versión de concierto con nuevos intérpretes. Así se anunció al inicio de la temporada, pero en la recta final de los ensayos tuvieron que sustituirse a casi todos los cantantes, afectados por cuarentenas. Así los nuevos intérpretes apenas han tenido unos pocos días para estudiar la obra. Entre estas incorporaciones está el pianista Carlos Díez, que recibió la partitura hace apenas unos días. Todo con excelentes resultados, lo que demuestra su profesionalidad y buen saber musical.

El resultado es una lograda sesión de radio teatro, mejor diríamos de zarzuela teatro, con una magnífica lectura dramatizada del texto de Granés, revisado y adaptado por Francisco Matilla. Muy recomendable en estos tiempos de podcast. Todos los intérpretes mantuvieron un gran nivel, resaltando el dinamismo de la acción y enfatizando los momentos más divertidos. Desde la mera escucha parecía como si la obra estuviese representándose sobre la escena, tanto en las partes habladas como en las cantadas. Musicalmente la obra, junto a números animados a ritmo de galop y vals, incluye momentos más líricos, como las citas operísticas del dúo, muy bien resueltas por la soprano Irene Palazón y el tenor Francisco Díaz-Carrillo. El barítono Gerardo Bullón resolvió con solvencia la dificultad de encarar una parte escrita para tenor cómico en el personaje protagonista, Testaferro “un caballero sin fe ni pudor”. Estuvo muy bien secundado por el tenor Emilio Sánchez, el escudero Botafuego “y criado malcriado”. Debe remarcarse el esfuerzo quijotesco de Ópera Cómica de Madrid, encabezados por Francisco Matilla y Fernando Poblete. Lleva décadas ofreciendo propuestas novedosas, rebuscando en el enorme repertorio zarzuelístico para realizar producciones de calidad implicando a multitud de intérpretes.

El ciclo “Offenbach, compositor de zarzuelas” se inició la semana pasada con un hermoso concierto de fragmentos a cargo de la soprano Carolina Moncada y el tenor Alejandro del Cerro, acompañados al piano por Aurelio Viribay; se concluirá la semana próxima con un concierto de fantasías para piano interpretadas por Ángel Huidobro. Todo ello disponible a través de las redes para poder disfrutar de la música de Offenbach, ese franco alemán compositor que también fue compositor de zarzuelas.