La Universidad de Navarra publica una versión desconocida del ‘Requiem’ de Mozart

La Universidad de Navarra publica una versión desconocida del ‘Requiem’ de Mozart

El Instituto Cultura y Sociedad (ICS) de la Universidad de Navarra y la editorial alemana Reichenberger han editado una versión desconocida del Requiem de Mozart encontrada en la Catedral de Pamplona. El volumen, enmarcado en la colección “Chantria Pampilonense”, sale a la luz en el 229º aniversario de la muerte de Mozart, que tuvo lugar el 5 de diciembre de 1791. La edición musical ha corrido a cargo de Aurelio Sagaseta, maestro de capilla de la mencionada catedral, y viene precedida por un extenso estudio bilingüe en inglés y castellano a cargo de Miguel Ángel Marín, profesor de Musicología de la Universidad de La Rioja.

El Requiem fue la última composición de Mozart, que dejó inconclusa por su prematura muerte. De acuerdo con los autores del libro, desde fechas tempranas se convirtió en una especie de música oficial para las honras fúnebres de reyes, aristócratas, militares y otros miembros distinguidos de la sociedad. Esto explica las decenas de fuentes dispersas por archivos españoles que se copiaron con fines prácticos, a veces incorporando variantes creativas con respecto al texto original. La investigación recogida en el nuevo libro desvela algunos de los rasgos particulares que hacen única la versión del Requiem de Mozart que se encuentra en la Catedral de Pamplona. Por ejemplo, moderniza la orquestación, que sustituye los corni di basseto y trombones originales por clarinetes y trompas, al tiempo que añade un contrabajo de nueva factura.

El estudio del profesor Marín revela que este Requiem se interpretó en Pamplona en 1844 como parte de las exequias reales de la infanta Luisa Carlota de Borbón-Dos Sicilias, madre de Francisco de Asís, rey consorte tras su matrimonio con Isabel II.

Según la investigación, esta música sirvió como signo de ostentación y prestigio en esta ceremonia fúnebre organizada por el regimiento militar en Pamplona para mostrar fidelidad a la nueva reina en un momento de máxima tensión política en España. Cabe recordar que acababa de terminar la Primera Guerra Carlista y la situación del trono era inestable.

Esta singular versión del Requiem de Mozart se estrenó el año pasado en la propia Catedral de Pamplona, bajo la dirección de Aurelio Sagaseta, dentro de la misa del Día de los Fieles Difuntos, el 2 de noviembre de 2019.