La Tempestad celebra sus vigésimo aniversario con seis encuentros virtuales

La Tempestad celebra sus vigésimo aniversario con seis encuentros virtuales

La Tempestad, el ensemble que dirige Silvia Márquez, cumple 20 años de trayectoria y lo celebra con una retrospectiva compuesta por seis encuentros virtuales que giran en torno a diferentes temáticas o compositores, en los que el público puede interactuar con los músicos.

“Te invitamos a compartir nuestra trayectoria: fotos, conciertos y material audiovisual inédito”. Con este mensaje de bienvenida y antes de despedir el 2020, La Tempestad comienza la celebración de su vigésimo aniversario. Lo hace, además, con una estimulante iniciativa que, bajo el nombre Encuentros Virtuales XX Aniversario, pone a disposición del público materiales audiovisuales del grupo, tanto publicados como inéditos a través de una plataforma digital en la que se puede inscribir de forma gratuita aquí.

Cada uno de los encuentros girará en torno a una temática o compositor diferente. El inaugural será el próximo 30 de diciembre, la dedicada a Haendel. Le seguirán Scarlatti (10 de enero), Bach (24 de enero), Mozart (7 de febrero), Haydn (21 de febrero) y Brunetti & Lidón (7 de marzo).

Conscientes de que no es el mejor año para celebraciones, La Tempestad no quería cerrar el año sin hacer un guiño a su aniversario “con la esperanza de que los vientos del próximo 2021 se lleven los males que vinieron con 2020”. Fieles a su filosofía de establecer una estrecha cercanía con el público, La Tempestad invita a los asistentes a interactuar con los propios músicos que han participado en los diferentes proyectos, así como con otras personas que han colaborado de forma especial con el grupo y forman parte de su historia: programadores, maestros, productores discográficos o musicólogos.

“Queremos compartir con vosotros una nueva iniciativa con la que poder recordar algunos de los momentos más especiales para nosotros en estos 20 años”, manifiesta La Tempestad, grupo que nació en otoño del año 2000 y que se ha convertido desde entonces en una formación de referencia en el ámbito de la interpretación historicista en España. “El camino ha sido variopinto, ha tenido grandes alegrías y también algunas tristezas o tropiezos, pero ante todo ha supuesto un gran aprendizaje, el encuentro con maravillosas músicas de compositores conocidos y menos conocidos, y la oportunidad de trabajar con grandísimos músicos, profesionales y compañeros”, señala diciendo.

(Foto: Inma G. Pardo)