La Staatskapelle de Dresde elige a Daniele Gatti para sustituir a Christian Thielemann como director titular

La Staatskapelle de Dresde elige a Daniele Gatti para sustituir a Christian Thielemann como director titular

Tras la asamblea de la orquesta celebrada ayer, la Sächsische Staatskapelle de Dresde ha encargado a su junta directiva y a la ministra de Estado de Cultura y Turismo de Sajonia, Barbara Klepsch, que entablen negociaciones con Daniele Gatti para el puesto de futuro director titular de la agrupación orquestal alemana, la más antigua del mundo, ya que fue fundada en 1548 sin en que en ningún momento haya cesado su actividad.

En febrero de 2000, el director de orquesta italiano Daniele Gatti debutó en el podio de la Staatskapelle dirigiendo obras de Mendelssohn, Hindemith y Brahms, por invitación del entonces director titular Giuseppe Sinopoli. En los años siguientes, la fructífera colaboración continuó de forma constante, y recientemente, en noviembre de 2021, Gatti dirigió la orquesta en el marco del “Festival de Pascua en Otoño” de Salzburgo. Este próximo mes de julio, Gatti volverá a dirigirla con la Novena sinfonía de Mahler, en el último concierto de abono de la temporada.

El contrato del actual director titular de la Staatskapelle, Christian Thielemann, finalizará en julio de 2024, por lo que ahora las dos partes tienen un margen de un año para llegar a un acuerdo contractual. Recientemente, Gatti ha sido nombrado director de la orquestra del Maggio Musicale Fiorentino.

Hasta agosto de 2018, Gatti fue director titular de la Orquesta del Concertgebouw de Ámsterdam, pero esta decidió despedirlo fulminantemente “por conducta inapropiada”. El nombre del músico apareció en un artículo publicado días antes por The Washington Post, en el que se describía “el acoso registrado en el mundo de la música clásica” a escala internacional. Gatti era citado por haber intentado tocar y asaltar a dos cantantes en Chicago y en Italia, en 1996 y 2000, respectivamente. La dirección del Concertgebouw esgrimió el malestar creado por dicha noticia, al tiempo que desveló que varias de las componentes femeninas de la orquesta habían vivido “momentos inapropiados con Gatti, dada su posición”.