La Royal Opera House prepara un oratorio haendeliano no apto para menores

La Royal Opera House prepara un oratorio haendeliano no apto para menores

Theodora es uno de los títulos emblemáticos entre los oratorios de Georg Friedrich Haendel. Con libreto de uno de sus colaboradores habituales, Thomas Morell, el compositor sajón aborda la historia de la mártir cristiana Teodora, ejecutada en Antioquía durante las persecuciones de Diocleciano, y los desesperados intentos por salvarla de un soldado romano, Dídimo, que se debate entre la obediencia que, como militar, debe a la autoridad y sus propias convicciones. Lejos de narrar las grandes historias del Antiguo Testamento, en Thedora Haendel se centra en la exploración de los sentimientos humanos y el eterno conflicto entre la fe y el poder civil.

No parece que el argumento deje demasiado lugar a digresiones, pero, claro, todo está en función de la imaginación, a veces excesiva, que le pueda echar un determinado director de escena. La Royal Opera House de Londres ha programado, entre el 31 de enero y el 16 de febrero, una Theodora escenificada (lo cual es un contrasentido, porque el oratorio es per se un género musical dramático sin puesta en escena, vestuario ni decorados). Se trata de una coproducción con el Teatro Real de Madrid, al frente de la cual figura la directora escénica Katie Mitchell [en la foto]. Bajo la dirección musical de Harry Bicket, participan, entre otros cantantes, la mezzosoprano Joyce DiDonato y el contratenor Jakub Józef Orlinski.

Hasta ahí, todo normal. La sorpresa surge cuando en la propia web Royal Opera House aparece esta recomendación: “Apta para mayores de 16 años. Esta producción muestra violencia explícita y acoso sexual, escenas de violencia sexual y explotación sexual, y contiene temas de terrorismo”.

Por si alguien no ha leído o no ha entendido bien la recomendación, la Royal Opera House está enviando el siguiente email a las personas que ya han adquirido localidades para esta Theodora:

“Estimado señor X.

Gracias por su reserva para presenciar la nueva producción de Theodora de The Royal Opera. Estamos ansiosos por compartir con usted esta versión innovadora de un clásico de Handel, dirigida por la siempre radical Katie Mitchell, que ve la historia a través de la lente del terrorismo religioso contemporáneo y confiere a la obra un contexto moderno y feminista.

A medida que nos aproximamos a las fases finales de los ensayos, creemos que debemos informarle ahora de que la recomendación de esta producción es solamente para audiencias mayores de 16 años, debido a la presencia explícita de violencia sexual, acoso y explotación, además de evocar temas de terrorismo.

Ayúdenos a hacer de la Royal Opera House un espacio donde todos se sientan bienvenidos”.

En fin, utilizando términos acuñados por la censura franquista en los años 60, estamos ante un oratorio de “dos rombos”. O, en el mejor de los casos, ante un oratorio “para mayores con reparos”. O si prefieren la terminología actual, esta Theodora no es “apta para menores”