La Mahler Chamber Orchestra lanza un mensaje de socorro

La Mahler Chamber Orchestra lanza un mensaje de socorro

La Mahler Chamber Orchestra, fundada en 1997 por Claudio Abbado, ha colgado en su página web el siguiente comunicado, una elocuente muestra de los inquietantes nubarrones que se ciernen sobre muchos profesionales de la música por la crisis pandémica global.

 

En las últimas 48 horas hemos recibido la noticia de que nuestra actuación prevista para la próxima semana en el Beethovenfest de Bonn  no se llevará a cabo, que nuestra gira largamente esperada por EE.UU. con Mitsuko Uchida ya no es posible, y que nuestra residencia de una semana en el festival Heidelberger Frühling con Pekka Kuusisto debe, en su forma actual, ser cancelada. Y la propagación de la pandemia de coronavirus continúa. Esperamos que se produzcan más cancelaciones a medida que más gobiernos tomen las medidas necesarias para asegurar la salud y la seguridad pública.

No recibiremos pago alguno por las actuaciones canceladas bajo estas circunstancias. Nuestros músicos no recibirán sus honorarios y la MCO deberá asumir los gastos logísticos ya realizados, como reservas de viaje y alojamiento. Esta situación nos enfrenta a enormes pérdidas que amenazan el sustento de nuestros miembros y la propia existencia de la orquesta. Dado que no recibimos ninguna financiación estatal estructural, dependemos casi por completo de las giras para obtener nuestros ingresos y cubrir nuestros gastos de funcionamiento. Por lo tanto, si no podemos actuar en público, no cobramos. Lo mismo vale para nuestros músicos, que operan como freelancers. Las pérdidas continuas a esta escala son simplemente insostenibles.

En la actualidad estamos trabajando estrechamente con todos nuestros patrocinadores, nuestros artistas invitados y cada uno de nuestros socios para encontrar soluciones compartidas a pesar de la incertidumbre general. La voluntad de cooperación y el espíritu de generosidad que estamos encontrando resulta alentador y tranquilizador para todos.

Aplaudimos con fuerza a nuestros colegas y amigos que ya están utilizando la tecnología digital para compartir su música con el mundo y los animamos a continuar. La Mahler Chamber Orchestra carece de una sala propia. No disponemos de un auditorio vacío desde el cual emitir en streaming. Y mientras prosiguen las cancelaciones, nuestros miembros, que viven en dieciséis países diferentes en todo el mundo, ni siquiera saben cuándo se volverán a ver, y aún menos cuándo volverán a hacer música juntos.

Se necesitan con urgencia decisiones sustanciales que aseguren el futuro de la vida cultural y de la música clásica después de la pandemia del coronavirus. Estamos unidos en todos los esfuerzos encaminados a asegurar a los músicos freelancers y a los conjuntos independientes el alivio financiero que necesitarán para sobrevivir.

Nos enfrentamos a una seria amenaza global, y a un futuro impredecible. Como músicos, elegiremos enfrentarnos a esta situación haciendo y compartiendo música, cómo y donde sea posible durante el mayor tiempo posible. El coronavirus no nos silenciará.

The Mahler Chamber Orchestra will #KeepPlaying

(foto: Molina Visuals)

 

Aquí está el mensaje original