La Filarmónica de Nueva York cancela lo que queda de temporada por el coronavirus

La Filarmónica de Nueva York cancela lo que queda de temporada por el coronavirus

La Presidenta de la Filarmónica de Nueva York, Deborah Borda, ha enviado la siguiente carta al público de la orquesta:

“Nueva York –el mundo– está esencialmente en guerra contra un enemigo invisible: el Covid-19, más conocido como el nuevo coronavirus. La situación cambia a diario, incluso cada hora, y es difícil anticipar lo que ocurrirá el día siguiente, la semana siguiente, el mes siguiente. Una cosa sí sabemos: es necesaria una acción que hubiese sido inconcebible hace un mes. Hoy, nuestros hijos están en casa en lugar de en el colegio; los negocios no esenciales han cerrado; la mayoría de nosotros estamos trabajando desde casa, si es que estamos trabajando.

La Filarmónica de Nueva York ha tomado la difícil decisión de cancelar sus actuaciones hasta el 13 de junio. Sencillamente no había otra opción: debemos seguir el aislamiento social recomendado por los profesionales médicos y los gobiernos locales y estatales para luchar contra la propagación del virus que ha transformado nuestro país.

Esta decisión ha sido muy dolorosa: la música es una poderosa fuente de consuelo y curación, y sabemos que este cierre es una profunda pérdida para nuestro público como lo es para nuestros músicos y también para la institución. Dada la evolución de la situación, nos enfrentamos a muchos desafíos.

Sabemos que son tiempos difíciles para vuestras familias y para el mundo, pero también plantean severos desafíos financieros para la Filarmónica… En nuestros 178 años de historia, la Filarmónica de Nueva York ha resistido una Guerra Civil y dos Guerras Mundiales. Sobrevivimos a la pandemia de 1918 conocida como la gripe española. Esta Orquesta estará aquí cuando lo peor haya pasado, cuando la gente pueda finalmente reunirse para la experiencia compartida única de un concierto en vivo.”

La Filarmónica de Nueva York prevé pérdidas por 10 millones de dólares y su dotación ha disminuido en un 14 por ciento desde que comenzó la crisis.