Scherzo | Jordi Savall y su Hespèrion XXI, en el Festival de Edimburgo

Jordi Savall y su Hespèrion XXI, en el Festival Internacional de Edimburgo

Jordi Savall y su Hespèrion XXI, en el Festival Internacional de Edimburgo

El próximo 17 de agosto, Jordi Savall y su conjunto Hespèrion XXI ofrecen en el Usher Hall de Edimburgo un programa inspirado en el viajero musulmán Ibn Battuta (1304-1369). En este concierto, Savall reúne a su alrededor a músicos de Europa y Oriente Medio, India, China y el norte de África para evocar la figura del que está considerado como uno de los mayores viajeros de la Historia.

Nacido en el norte de África en el seno de una familia de eruditos islámicos, Ibn Battuta viajó a los extremos del mundo entonces conocido, recorriendo unos 120.000 km desde Europa hasta China, pasando por Rusia y Sri Lanka. Sus escritos ofrecen una visión fascinante de la vida medieval en todo los rincones del mundo, además de documentar la riqueza de la música que encontró. Una selección de estos textos será leída durante el concierto por Assaad Bouab.

La actuación de Savall y su grupo se enmarca dentro de la 75ª edición del Festival Internacional de Edimburgo, que traerá en los próximos días otras citas destacadas. El próximo 18 de agosto, la London Symphony y Simon Rattle ofrecerán El corsario de Berlioz, la Sinfonía nº 7 de Sibelius, El mandarín maravilloso de Bartók y el estreno de Precipice Dances, del joven compositor británico Daniel Kidane.

El día 19, Zubin Mehta tomará la batuta de la Australian World Orchestra en obras de Webern (Passacaglia; Seis piezas para orquesta), Debussy (Ariettes oubliées) y Dvorák (Sinfonía nº 7). Los días 20 y 21 de agosto, será el turno de la Filarmónica Checa y Semyon Bychkov con un doble programa en el que despuntan la Misa glagolítica de Janácek y la Séptima de Mahler.

El 22 de agosto, actuará como solista la violinista Nicola Benedetti, que desde el próximo 1 de octubre tomará las riendas del Festival de Edimburgo. Benedetti interpretará el Concierto para violín de Bruch, acompañada por la Scottish Chamber Orchestra, dirigida por Maxim Emelyanychev.

El día 25, la Philadelphia Orchestra y su titular Yannick Nézet-Séguim protagonizarán un concierto con la Isla de los muertos de Rachmaninov y la Sinfonía nº 5 de Beethoven. Inicialmente, iba a interpretarse la Novena de Beethoven con el Coro del Festival de Edimburgo, pero la disparidad de medidas de seguridad sanitaria entre la orquesta estadounidense y el coro británico obligó a modificar el programa.

El Coro del Festival intervendrá en el concierto de clausura con la Royal Scottish National Orchestra, el 28 de agosto. Bajo la batuta de Andrew Davis, sonará The Dream of Gerontius de Elgar.

Aquí tienen más información