Scherzo | Fallece Alicia Lázaro, laudista, musicóloga y directora de La Capilla de Música Jerónimo Carrión

Fallece Alicia Lázaro, laudista, musicóloga y directora de La Capilla de Música Jerónimo Carrión

Fallece Alicia Lázaro, laudista, musicóloga y directora de La Capilla de Música Jerónimo Carrión

Alicia Lázaro, laudista, musicóloga, fundadora y directora de la Capilla de Música Jerónimo Carrión y expresidenta de la Asociación de Grupos Españoles de Música Antigua (GEMA), ha fallecido hoy, 18 de septiembre, en Madrid víctima de una larga enfermedad que venía padeciendo desde hacía años y a la que parecía haber derrotado hasta que esta se reprodujo hace solo unos meses con cruel virulencia.

Precisamente el pasado mes de marzo, la GEMA concedía el Premio de Honor 2021 a Alicia Lázaro como reconocimiento y agradecimiento “a toda su trayectoria, a su trabajo, investigación y recuperación de nuestro patrimonio inmaterial y a su incasable labor y generosidad para dar visibilidad a los grupos e intérpretes de música antigua”.

Lázaro fue una de las pioneras de la interpretación historicista en España. Estaba destinado a serlo, ya que sus hermanos regentaban el café La Fídula en la madrileña calle Huertas, donde se celebraron con regularidad los primeros conciertos de música antigua en nuestro país (de ellos salió, entre otros muchos, el histórico percusionista Pedro Estevan). Conciertos que tenían buenas intenciones, pero que no estaban exentos de fuertes dosis de amateurismo. Quizá por ello, Lázaro entendió que debía salir de España para ampliar sus conocimientos en la materia. Titulada por el Conservatorio Superior de Música de Ginebra, estudió posteriormente en la Schola Cantorum Basiliensis instrumentos de cuerda pulsada (vihuela, laúd y guitarra barroca) con Eugen Dombois y Hopkinson Smith. Fue allí donde conoció a Jordi Savall y a Monserrat Figueras. En cierta ocasión, ella misma me confesó que había trabajado esporádicamente como choferesa de Savall y como niñera de sus hijos, Ariadna y Ferran, para poder financiarse los estudios en Suiza.

Pionera en el trabajo integrado y continuo de investigación, recuperación musical y divulgación de partituras de los archivos catedralicios españoles, así como en la incorporación de la música antigua en el teatro, Alicia Lázaro estuvo desde 1997 al frente de la Sección de Investigación Musical de la Fundación Don Juan de Borbón de Segovia (siempre tuvo un estrechísimo vinculo con esta ciudad castellana), además de en la dirección de la Capilla de Música Jerónimo de Carrión, con la que realizó habitualmente programas de música inédita de la Catedral de Segovia (entre las muchas recuperaciones, está una excelente misa del compositor solsonense José Mir y Llusá)  y de otros archivos españoles.

Destacó asimismo por su labor en la Compañía Nacional de Teatro Clásico y en en la compañía Nao d’amores. Entre otros trabajos de investigación, publicó la integral de canciones para voz y guitarra barroca de José Marín (Chanterelle Verlag, ECH 521, 1995) y cuatro volúmenes de la colección Maestros de Capilla de la Catedral de Segovia, publicados en el desaparecido sello discográfico Verso. Tuvo una notable participación en la recuperación de la zarzuela Acis y Galatea de Antonio de Literes, cuyas dos primeras interpretaciones en tiempos modernos tuvieron lugar a principios de 1989 en Madrid (Teatro Fernando de Rojas del Círculo de Bellas Artes) y Segovia (Teatro Juan Bravo), esta última, transmitida en directo por Televisión Española. Igualmente intervino en obras como Viento es la dicha de amor, El libro de motes y la Escuela de danzar, Las alegres comadres de Windsor, El burgués gentilhombre, Viaje del Parnaso, Sainetes, Don Gil de las calzas verdes, Romances del Cid, Tragicomedia de Don Duardos, Del Rey abajo ninguno, Manos blancas no ofenden, De cuando acá nos vino o Un bobo hace ciento, la mayor parte de ellas con la Compañía Nacional de Teatro Clásico.

Desde su fundación, en el año 2001, era la responsable de música de la compañía Nao d’amores (de la que es directora Ana Zamora), con la que colaboró en diversas facetas: compositora, arreglista, directora musical e intérprete. En el año 2010, fue nominada a los Premios Max como dentro del apartado a Mejor Dirección Musical por su trabajo en Auto de los Reyes Magos, y en 2011, por Dança da Morte.

Eduardo Torrico