El Teatro Antico de Taormina reabre con menos público, pero también con menos andamios

El Teatro Antico de Taormina reabre con menos público, pero también con menos andamios

El Teatro Antico de Taormina se prepara, después de todas las dificultades e incertidumbres de los últimos meses como consecuencia de la pandemia de la Covid-19, para acoger de nuevo a la música: el próximo 1 de agosto reabrirá sus puertas con Cavalleria rusticana de Mascagni, marcando también de esta manera el inicio del Festival de Ópera de los Teatros de Piedra que cada verano organiza el Coro Siciliano de Ópera.

Aunque parezca una paradoja, debido al protocolo sanitario que limita el aforo en este tipo de espectáculos y que obliga a la separación entre asientos, este año el Teatro Antico se verá más libre del andamiaje que suele cubrir el monumento arqueológico, lo cual permitirá presenciar cada espectáculo sin las aglomeraciones que caracterizan a los veranos musicales taormineses.

Volviendo a Cavalleria rusticana, Elena Lo Forte ha sido elegida para el papel de Santuzza. Se da la circunstancia de que esta soprano ya fue Santuzza en la tercera parte de la legendaria saga cinematográfica de El padrino de Francis Ford Coppola. Para el papel de Turiddu, el designado ha sido Angelo Villari, que en el pasado año cantó este mismo rol en el Maggio Musicale Fiorentino y en el Teatro Comunale de Bolonia.

La dirección escénica correrá a cargo del joven director siciliano Salvo Dolce, quien para su puesta ha tenido en cuenta el distanciamiento que debe haber sobre el escenario entre los artistas, de acuerdo con el protocolo sanitario. La dirección musical será de Lorenzo Tazzieri, que estará al frente de la Orquesta Sinfónica de Sicilia.