El mundo de la música echa el cierre por coronavirus

El mundo de la música echa el cierre por coronavirus

En las últimas 48 horas se ha producido una cascada ininterrumpida de cancelaciones y cierres de espacios públicos y eventos culturales en todo el hemisferio occidental como consecuencia de las medidas adoptadas por los gobiernos para contener el avance de la epidemia causada por el coronavirus. El resultado es que prácticamente todos los países europeos y americanos han cancelado su oferta musical en directo, con la única excepción -por el momento- de Gran Bretaña.

En España las cancelaciones, cierres y suspensiones de actividades comenzaron en la Comunidad de Madrid, a la que inmediatamente siguieron Catalunya, Euskadi, Comunitat Valenciana y el resto de comunidades autónomas. Las cancelaciones más recientes afectan al Festival de Música Antigua de Sevilla (FeMÀS) que ha aplazado hasta nuevo aviso su edición de este año.

En Europa, eventos tan significativos como el Festival de Pascua de Salzburgo o BeethovenFest de Bonn, cuya edición de este año conmemora el 250 aniversario del compositor, han sido cancelados. Por su parte, el Concurso de Piano Chopin de Varsovia ha sido aplazado hasta septiembre. Países como Francia, Alemania, Bélgica, Holanda, Finlandia, Hungría, Noruega o Suiza han paralizado prácticamente su oferta musical. A los que hay que añadir, por supuesto, Italia, que lleva ya varios días cerrada a cal y canto.

La última oleada de cancelaciones está llegando de Estados Unidos. El Metropolitan y el Carnegie Hall de Nueva York han anunciado el cierre, al menos hasta el 31 de marzo. Lo mismo ha hecho el Boston Symphony Hall. Por su parte, orquestas como la Filarmónica de Nueva York, las Sinfónicas de San Francisco y New Jersey o la Orquesta de Cleveland han sido las primeras en suspender temporalmente sus actividades. Seguirán sin duda muchas otras.