El Festival Haendel de Halle, cancelado por segundo año consecutivo

El Festival Haendel de Halle, cancelado por segundo año consecutivo

Este año tampoco podrá ser. Después de cancelar su edición de 2020, el Festival Haendel de Halle renuncia a levantar el telón por segunda vez consecutiva. La crisis sanitaria es, de nuevo, la razón por la que esta histórica cita, creada en 1922, no podrá celebrarse tal como estaba previsto del 28 de mayo al 13 de junio de 2021. El Festival Haendel se une así, tristemente, a la lista de festivales alemanes como el de Baden-Baden, que se han visto obligados a anular todos sus eventos para los próximos meses.

“La cancelación nos golpea emocional y económicamente –ha dicho Clemens Birnbaum, director artístico del Festival Haendel–, pero es inevitable y sin alternativa. Desde mediados de marzo, las cifras de incidencia han aumentado de forma exponencial, la cancillera alemana habla no sólo de una tercera ola, sino incluso de una nueva pandemia, y el Instituto Robert Koch pronostica una tasa de incidencia al alza para las próximas semanas. Esto se refleja, entre otras cosas, en la elevada tasa de incidencia en la ciudad de Halle, que supera los 200 casos desde hace varios días.”

Ante la incertidumbre creada por la pandemia, los organizadores del Festival Haendel han preferido cancelar por completo la programación en lugar de aplazarla a fechas posteriores, pues “con demasiada frecuencia el año pasado y este año hemos reprogramado y aplazado eventos que luego hemos tenido que volver a posponer y finalmente cancelar”, ha explicado Birnbaum, quien mantiene que es inviable organizar un festival internacional mientras se vincule su realización al valor oscilante de la tasa de incidencia, tal como ocurre en Alemania.

Para Birnbaum, la única solución posible consiste en alcanzar una cuota significativa de vacunación, lo cual implica pensar ya en la edición del próximo año, que coincidirá con el centenario del Festival Haendel. Birnbaum promete para 2022 una celebración por todo lo alto.

Entre los grupos afectados por esta cancelación figura el español Forma Antiqva, que dirige el clavecinista Aarón Zapico.