El Festival de Órgano de León se suspende con polémica

El Festival de Órgano de León se suspende con polémica

La pasada semana se hizo público que el Festival Internacional de Órgano Catedral de León (FIOCLE) no se celebraría por primera vez desde su creación hace 37 años. La actual crisis sanitaria se ha esgrimido como causa principal de la cancelación de un evento que ha convocado en la ciudad leonesa a muchos de entre los más destacados solistas internacionales del instrumento como Jean Guillou, Marie Claire Alain, Gustav Leonhardt u Olivier Latry. La inauguración en 2013 del nuevo órgano de la Catedral, construido por la casa organera alemana Klais, contribuyó a dar un renovado impulso a las actividades del festival.

Aunque la cuestión sanitaria no deja de tener un peso importante, medios locales y nacionales señalan que, detrás de la cancelación del Fiocle, se esconde también una agria disputa. Samuel Rubio, organista titular de la Catedral de León desde 1977, se jubiló el año pasado y en su lugar el cabildo catedralicio designó como sucesor al presbítero granadino Francisco Javier Jiménez Martínez. Rubio se opone desde entonces a este nombramiento al considerar que Jiménez Martínez no reúne méritos suficientes para ocupar el puesto y que en su elección han pesado más los criterios religiosos que artísticos. Una de las consecuencias de la polémica ha sido la dimisión de Rubio como director del Festival de Órgano de León, lo que sin duda ha influido también en la cancelación del FIOCLE, que ya tenía cerrados para la presente edición 14 conciertos.

Se da la circunstancia de que al no muy amplio currículum como organista, el electo Jiménez Martínez une otro hándicap que, en opinión de muchos, le invalida para desempeñar en las debidas condiciones su nuevo empleo: le faltan dos dedos en su mano derecha.