El director inglés Roger Norrington se jubila a los 87 años

El director inglés Roger Norrington se jubila a los 87 años

Roger Norrington, uno de los directores de orquesta más longevos de nuestros días, ha decidido, a sus 87 años, poner punto final a su carrera. Lo va a hacer este próximo jueves, 18 de noviembre, dirigiendo a la Royal Northern Sinfonia en un concierto que tendrá lugar en la ciudad inglesa de Gateshead y en el cual sonarán diversas obras de Haydn, entre ellas, las Sinfonías nº 103 y 101, “El reloj”.

No deja de ser significativo que Norrington haya escogido la sinfonía “El reloj” para cerrar este concierto y para despedirse de la música: parece como si con ello quisiera decir que, para él, ha sonado la hora de la jubilación. Tampoco se le escapa a nadie que, en su adiós, vaya a estar arropado por una orquesta ‘moderna’, cuando Norrington ha sido uno de los pioneros del movimiento historicista, al que se ha pertenecido durante más de cincuenta años.

He disfrutado cada minuto de más de sesenta años haciendo música con algunos de los músicos más maravillosos y talentosos del mundo. Ha llegado el momento de bajar del podio y estoy encantado de pasar mi último concierto como director celebrando a Haydn con Royal Northern Sinfonia”, ha declarado Norrington, junto al que estarán, en este momento tan entrañable, la soprano Susan Gritton y el clavecinista y fortepianista Steven Devine.

 Nacido en Oxford el 16 de marzo de 1934, Norrington fue alumno del histórico Adrian Boult. Antes de dedicarse a la dirección, ejerció de violinista y de tenor. En 1978, durante la considerada “segunda generación del historicismo”, Norrington fundó los London Classical Players, una de las primeras formaciones inglesas que tocaban con instrumentos y criterios originales (de esa época son también la Academy of Ancient Music de Christopher Hoogwod, The English Concert de Trevor Pinnock y los English Baroque Soloists de John Eliot Gardiner). Dirigió también en numerosas ocasiones a la cuarta agrupación historicista más importante en aquel momento del Reino Unido, la Orchestra of the Age of Enlightenment (OEA). Precisamente la OEA absorbió a los músicos de los London Classical Players cuando estos de disolvieron en 1997.

Norrington asegura que no ha tomado esta decisión “de la noche a la mañana”. “Lo decidí durante el confinamiento por la Covid, al cual encontré relativamente agradable. Tengo 87 años y creo que tal vez ya sea suficiente. Algunos de mis amigos se jubilaron a los 65 años o, incluso, antes, y yo he aguantado veinte años más que ellos”, ha declarado Norrington en una entrevista concedida a la Radio de Baviera.

Su mejor recuerdo, afirma en esa entrevista, fue en una de las Night of the Proms, cuando la BBC obtuvo una audiencia de tres millones de personas. Respecto a lo que le deparará el futuro, Norrington demuestra por qué ha sido considerado por muchos en Gran Bretaña como el ‘hombre más amable de la música’: “Tras sesenta años en el podio, ahora creo que tendré algo de tiempo para escuchar algunos CD y para leer. Me dedicaré solo a mi familia. Vivimos en un lugar maravilloso, en pleno campo, desde el que podemos ver el Canal de la Mancha y el Parque Nacional de Dartmoor. Y no, no pienso escribir mis memorias, porque no soy tan interesante”.