El ‘Códice Rico’ y el ‘Códice de los Músicos’, a disposición de los investigadores desde hoy

El ‘Códice Rico’ y el ‘Códice de los Músicos’, a disposición de los investigadores desde hoy

Desde hoy, 29 de junio, los dos códices de las Cantigas de Santa María de Alfonso X depositados en el Monasterio de San Lorenzo de El Escorial pueden ser consultados por músicos, musicólogos e historiadores, tras haber sido debidamente digitalizados.

Alfonso X “el Sabio” (1221-1284) reunió en cuatro códices el más importante cancionero mariano de la Edad Media. Se trata de poemas escritos en galaicoportugués, con notaciones musicales e ilustraciones. Dos de esos códices, los llamados Códice Rico y Códice de los Músicos, se encuentran en el monasterio escurialense. El tercero está depositado en la Biblioteca Nacional de España y el cuarto, en la de Florencia. Por decisión de Patrimonio Nacional, desde hoy estos dos códices están a disposición de los investigadores.

Los códices llegaron al Monasterio de El Escorial en 1576, ya que Alfonso X dispuso en su testamento que los Cantigas a la Virgen María quedaran depositados donde él estuviera sepultado o que, de lo contrario, pasaran al legado de la Corona. El Códice Rico salió de la capilla real de la Catedral de Sevilla en tiempos de su hijo, Sancho IV, junto al que hoy se halla en Florencia. Primero se trasladó a Segovia y más tarde se depositaría en el Archivo de Simancas.

Por su parte, el Códice de los Músicos permaneció en la catedral sevillana para los cantos litúrgicos hasta que Felipe II decidió incorporarlo, junto con el Códice Rico, a su colección particular en la biblioteca de San Lorenzo de El Escorial. Desde entonces permanecen allí.

El valor de estos dos códices no es solo musical, sino también organológico, ya que en ellos aparecen imágenes muy valiosas que sirven para conocer mejor los instrumentos musicales que se empleaban en aquel tiempo.

La decisión de Patrimonio Nacional coincide con el 800º aniversario del nacimiento de Alfonso X “el Sabio”.