El CNDM inicia hoy su temporada con el Ciclo de Música Contemporánea del Museo Vostell

El CNDM inicia hoy su temporada con el Ciclo de Música Contemporánea del Museo Vostell

El Centro Nacional de Difusión Musical (CNDM) inicia hoy su programación con la XXII Ciclo de Música Contemporánea del Museo Vostell de Malpartida de Cáceres, el cual viene coproduciendo desde hace cuatro años con el Consorcio Museo Vostell Malpartida, la Consejería de Cultura, Turismo y Deportes de la Junta de Extremadura y el Ayuntamiento de Malpartida de Cáceres. En esta edición, que concluirá el próximo día 26, se realizarán cinco conciertos y cuatro actividades educativas. El evento ofrece un año más una gran diversidad de propuestas musicales experimentales, aunque con un enfoque principal en la percusión y los objetos resonantes.

El ciclo comenzará hoy, jueves 17 de septiembre, con el debut conjunto sobre un escenario español del trío portugués integrado por Adriana Sá, Ricardo Jacinto y Yaw Tembe, cuya actuación responderá a la memoria y las características espaciales y sonoras del Museo Vostell Malpartida, antigua fábrica de esquileo y lavado de lanas convertido en museo por el artista alemán Wolf Vostell. El proyecto sonoro que plantea este trío surge del deseo común de descubrir un nuevo idioma musical con instrumentos atípicos o inventados, partiendo de la premisa de que la música implica también visión y espacio.
Las dos jornadas siguientes estarán protagonizadas por sendas propuestas innovadoras ligadas a la composición contemporánea extremeña. En primer lugar, Ensemble Sonido Extremo, con base de operaciones en Badajoz, ofrecerá mañana viernes, día 18, su visión personal del minimalismo que, en el contexto específico del Museo Vostell Malpartida, tenderá lazos con el objeto musical y la simplicidad inherente al movimiento vanguardista internacional Fluxus, del que Wolf Vostell es uno de sus miembros fundadores.

El sábado 19, la percusionista extremeña Carlota Cáceres presentará un proyecto centrado en la escucha y la comunicación, en cuyo programa también podremos encontrar composiciones para ser activadas mediante la acción o para ‘instrumentos’ tan vinculados a las piezas que se exhiben en el museo como amortiguadores o aspiradoras.
En su segunda semana, el ciclo continúa indagando en las posibilidades sonoras que ofrece la percusión. El viernes 25, el percusionista noruego Ingar Zach planteará sus “reflexiones” sobre sus solos, en los que habitualmente despliega su universo sonoro propio a partir del núcleo central de un gran bombo. Será una ocasión única para disfrutar de un concierto más intimista por parte de un músico de enorme repercusión internacional.

Y, como concierto de clausura, el sábado 26, el ciclo contará con la propuesta del Trío Zukan y su particular conexión entre la música actual y la instrumentación tradicional. Esta formación vasca interpretará un programa que, sin desmarcarse de la composición contemporánea, otorgará un protagonismo notable a instrumentos tradicionales, siendo un buen ejemplo de ello el estreno absoluto de la composición de Jagoba Astiazarán, ZKN, para dos txistus, dos tamboriles y silbote.