El CNDM divide en dos su nueva temporada debido a la situación sanitaria

El CNDM divide en dos su nueva temporada debido a la situación sanitaria

Con la presencia de la directora el Instituto Nacional de las Artes Escénica (INAEM), Amaya de Miguel, el director del Centro Nacional de Difusión Musical (CNDM), Francisco Lorenzo, ha presentado esta mañana la programación de la nueva temporada —la undécima— de este organismo. Serán un total de 288 conciertos, distribuidos en los distintos ciclos que organiza el CNDM, de los cuales 101 tendrán lugar en Madrid, mientras que los restantes se celebrarán en distintas localidades de españolas y extranjeras (Londres, París, Trondheim y Elvas).

Se han reprogramado la mayor parte de los conciertos que quedaron cancelados la pasada temporada debido a la crisis del coronavirus (exactamente, 64). Habrá 57 estrenos de autores contemporáneos, de los cuales 35 son encargo del propio CNDM. Y se iniciará la colaboración de dos nuevos ciclos, con el Palau de la Música Catalana y con el Festival Internacional de Música y Danza de Granada. Joan Magrané será compositor residente y el barítono Florian Boesch, artista residente.

En realidad, la nueva temporada del CNDM se desglosa en una pretemporada (como lo ha definido Lorenzo) y una temporada propiamente dicha. La pretemporada comenzará el próximo mes de septiembre y durará hasta finales de diciembre. Y la temporada, si la situación sanitaria lo permite, comenzará en enero de 2021 y durará hasta finales de junio.

En la pretemporada habrá una reducción de aforo (se ocupará solo el 75 por ciento de las localidades), aunque no separación entre espectadores, y será obligatorio el uso de mascarillas y geles hidroalcohólicos. Esa separación sí habrá de respetarse en el escenario, pues cada músico deberá guardar una distancia de al menos metro y medio con sus compañeros.

No habrá pausas en los conciertos, que tendrán una duración de entre 60 y 75 minutos. Tampoco funcionará el sistema de abonos, por lo que la adquisición de entradas habrá de hacerse en ventanilla o por medio de Internet. A partir de enero, si no se produce una nueva emergencia sanitaria, volverán a venderse abonos.

La programación completa puede consultarse en este enlace

(Foto: Elvira Megías – CNDM)