El Ayuntamiento de Palmi divulgará partituras inéditas de Francesco Cilea

El Ayuntamiento de Palmi divulgará partituras inéditas de Francesco Cilea

El Ayuntamiento de Palmi, en Italia, da comienzo a un proyecto para homenajear a su ciudadano más ilustre, el compositor Francesco Cilea (1866-1950), en el año en que se ha cumplido el 70 aniversario de su muerte. Protagonista de la vida musical italiana entre finales del siglo XIX y principios del XX, Cilea realizó una personal fusión entre el estilo verista y el gusto francés representado entonces por Massenet.

Su nombre es conocido hoy en día por Adriana Lecouvreur (1902), la única de sus cinco óperas que se mantiene en repertorio. En su momento, también tuvo cierta difusión L’Arlesiana (1897), en cuyo estreno participó un joven Enrico Caruso. El olvido ha caído casi por completo sobre el resto de su producción, que incluye numerosa música instrumental, género que ocupó sus energías tras el fracaso de su última ópera, Gloria, estrenada en 1907 en la Scala de Milán bajo la batuta de Arturo Toscanini.

Tras la aprobación, el pasado 11 de noviembre, de la resolución “Protección y puesta en valor del patrimonio inédito de propiedad municipal del Maestro Francesco Cilea”, el Ayuntamiento ha encargado al pianista y director de orquesta Filippo Arlia en colaboración con Raffaele Cacciola, dueño de la editorial Espm musica, de catalogar y divulgar el amplio número de papeles manuscritos y partituras que los herederos del músico legaron a la villa y que desde entonces están custodiados en la Casa de la cultura “Leonida Repaci” de Palmi.

Entre los manuscritos, que incluyen también diarios, apuntes, correspondencia y esbozos, figuran su segunda ópera La Tilda, estrenada en Florencia en 1892 y que llamó la atención de Sonzogno, el editor de Cavalleria Rusticana. También se conservan entre estos papeles un concierto para violín, otro para chelo, así como música orquestal, de cámara y para piano por un total de un centenar de obras, muchas de las cuales son inéditas y nunca se han tocado.