Dos conciertos para piano infrecuentes en Sevilla y La Coruña

Dos conciertos para piano infrecuentes en Sevilla y La Coruña

L

as Sinfónicas de Sevilla y de Galicia incluyen estos días en sus respectivas temporadas dos conciertos para piano unidos por un peculiar denominador común. Ambos fueron escritos por músicos rusos, pero lo más curioso es que se trata de piezas muy infrecuentes pese a que los compositores en cuestión tienen en su catálogo algunos de los conciertos para piano más célebres del repertorio. Es el caso del Concierto para piano nº 4 de Rachmaninov, cuya popularidad no ha alcanzado ni de lejos los niveles del Segundo y el Tercero. La Real Orquesta Sinfónica de Sevilla lo interpreta los próximos días 17 y 18 de enero en el Teatro de la Maestranza bajo la batuta de Marc Albrecht y con Alexei Volodin como solista. El programa incluye también Las travesuras de Till Eulenspiegel de Richard Strauss, El aprendiz de brujo de Paul Dukas y la suite del Pájaro de fuego de Stravinsky.

Por otro lado, la Orquesta Sinfónica de Galicia interpreta los días 18 y 19 de enero, en el Palacio de la Ópera de La Coruña,el Concierto para piano nº 2 de Chaikovski. Tampoco en este caso el compositor consiguió igualar aquí los resultados del concierto anterior. El propio Chaikovski se planteó en los últimos años de su vida revisar la obra y finalmente le encomendó la tarea al pianista Alexander Ziloti, si bien no quedó muy contento con el trabajo realizado. El Concierto para piano nº 2 sonará en versión del pianista Kirill Gerstein [en la foto] y el director Giancarlo Guerrero y estará acompañado por España de Chabrier, la obertura El Carnaval romano de Berlioz y la Sinfonía Buenos Aires de Piazzolla.