Desaparecen tres orquestas historicistas

Desaparecen tres orquestas historicistas

Puede que sea el anuncio de esa nueva crisis económica mundial que los medios de comunicación proclaman inminente y que algunos políticos —españoles, sobre todo— siguen empeñados en negar, pero prácticamente de golpe se han tenido noticias del cese de actividad definitivo de tres orquestas historicistas con una trayectoria de décadas tras sí.

Así, por ejemplo, el flautista Hugo Reyne [en la foto] ha informado de que 2020 será la última temporada de su ensemble, La Simphonie du Marais. Reyne, que fue el primer flautista de Les Arts Florissants, fundó La Simphonie du Marais en 1987, especializándose en el Barroco francés, aunque abordando también música de compositores como Bach, Haendel, Telemann o Vivaldi.

Por su parte, Daniela Dolci (directora especialmente prolífica en la grabación de discos, el último de ellos, con las Cuatro estaciones de Vivaldi, fue publicado por el sello Glossa hace apenas dos semanas), ha comunicado que Musica Fiorita, grupo que fundara hace treinta años, dará uno de sus  últimos conciertos en las próximas Navidades, precisamente con el Oratorio de Navidad de Johann Sebastian Bach.

El recorte de subvenciones (sobre todo, privadas) que se viene produciendo en Francia y Suiza, países en los que están radicadas, respectivamente, estas dos orquestas es lo que ha motivado la desaparición de las mismas.

Por último, mediante un mensaje electrónico a algunos de los que han sido sus colaboradores más próximos, el director argentino Óscar Gershensohn ha notificado el cierre de La Capilla Real de Madrid, conjunto vocal y orquestal fundado por él mismo en 1992.