Scherzo | CRÍTICA GRABACIONES EXCEPCIONALES / Carl Vine: un compositor plenamente moderno, por Xiaoya Liu

Carl Vine: un compositor plenamente moderno

Carl Vine: un compositor plenamente moderno

VINE:
Sonatas para piano. Xiaoya Liu, piano. DYNAMIC 7931 (1 CD)

Este disco sorprendente recoge las cuatro sonatas para piano de Carl Vine (Perth, 1954). La Primera es de 1990, la Segunda de 1997, la Tercera de 2007 y la Cuarta de 2019. El anónimo comentarista de su edición en Faber Music escribe para contextualizar la Primera que se basa “en la belleza ágil y la elegancia contrapuntística de la Sonata para piano de Elliot Carter”. Y es verdad y eso nos pone muy en situación, digamos, antes de la escucha. Porque según esta avanza empezamos a ver esas cosas que luego se desarrollarán en las otras tres sonatas —y es admirable la unidad que las cuatro presentan a pesar de sus casi veinte años de diferencia sin que ello suponga, en absoluto, uniformidad—.

El impulso rítmico, la suma de telones de resonancia, pero también la potencia rítmica y el repentino reposo, la apelación a una suerte de irrefrenable vuelo a la Rachmaninov y la delicadeza de un aterrizaje con el paracaídas de Debussy, el poso de Satie en el asimilado minimalismo de los que ya sabemos. Vine es por todo ello un compositor plenamente moderno porque comprende no ya su hoy sino lo que rodea a ese presente. A veces pensamos que la excentricidad es un peaje obligado de la creación contemporánea y hasta lo incluimos en sus hojas de cata.

Por cierto, este disco debiera animar a quien lo escucha a conocer las sinfonías de Vine, un ejemplo de esa música australiana con el paisaje, con las historias, el sentido a veces épico, poético otras, el modo en que el análisis confluye en la emoción, el dominio de los materiales, ese anhelo por el estilo que desdeña lo impostado pero no lo solemne… Esta gran música necesita un gran intérprete y la joven pianista china Xiaoya Liu lo es, sobrada de técnica y en el punto exacto en el que la intensidad no se desborda sino que se hace temblor. Un disco excepcional.

Luis Suñén

 

(Crítica publicada en el nº 386 de Scherzo, de julio de 2022)