Bayreuth: la renovación de Thielemann está en el aire

Bayreuth: la renovación de Thielemann está en el aire

El Festival de Bayreuth ha decidido no renovar a Holger von Berg como director general. Ello, unido a la grave enfermedad que padece la directora artística, Katharina Wagner, ha abierto un sinfín de interrogantes sobre el futuro del director musical, Christian Thielemann, cuyo contrato vence el próximo otoño y del que la mencionada Wagner es la principal valedora. La biznieta de Richard Wagner se encuentra actualmente hospitalizada y, aunque algunas fuentes hablan de “notable mejoría”, la recuperación total podría durar todavía varios meses.

De momento, el Festival de Bayreuth ha empezado a buscar nuevo director general. Von Berg, que había sido nombrado en 2016, continuará en su cargo hasta el 1 de abril de 2021, fecha en que expira oficialmente su contrato. La decisión tiene que ver, según se apunta, con los recortes de personal que se ha visto obligado a hacer el festival en los últimos meses. Pero también con el hecho de que Von Berg no haya encajado idóneamente en el organigrama del festival. Tras su nombramiento, Von Berg anunció su intención de realizar cambios profundos, para lo cual, reclamaba tiempo. Pero su propósito no ha podido llegar a buen puerto acaso porque el festival, que sigue siendo un negocio familiar, cuenta con unas estructuras demasiado ancladas en el pasado. Antes de llegar a Bayreuth, Von Berg había sido director gerente del Residenztheater de Múnich durante largos años. En la Colina Verde sucedió a Heinz-Dieter Sense, que, paradójicamente, ahora está trabajando a su lado, al haber sido designado sustituto interino de Katharina Wagner tras la enfermedad de esta.

Estos cambios podrían afectar al futuro de Thielemann. Los rumores han aumentado después de que el portavoz del festival, Hubertus Hermann, haya reconocido en público que “no está claro” qué pasará con la renovación del contrato del actual director musical. Katharina Wagner había anunciado, a finales de 2019, que su intención era negociar una prórroga con Thielemann. Pero las negociaciones no se reanudarán, según Hermann, hasta que Wagner se reincorpore a su puesto, para lo cual no hay ninguna fecha prevista.

Las cosas no pintan bien para el Festival de Bayreuth, obligado por la crisis del coronavirus a suspender la edición de este año y a posponer hasta 2022 la producción del nuevo Anillo que tendría que haberse celebrado ahora.