Stravinsky: ‘Ni siquiera Wagner entendía sus libretos’

El 29 de mayo de 1913 se estrenó La consagración de la primavera en el teatro de Champs Elysées en medio de un condigno escándalo. Saint-Saëns se indignó y Debussy quedó perplejo ante aquella (sic) hermosa pesadilla. No era para menos: disonancias, superposición de ritmos...