‘El arte de la fuga’ según Kenneth Weiss