Mario Lanza, cien años de un tenor cinematográfico