GRANADA / Una noche mágica y radiante para inaugurar el Festival Internacional de Música y Danza