Festival Bal y Gay de Foz: buena música a la orilla del mar