Lise Davidsen: “Hay vida fuera de Wagner”