Luca Ciammarughi: “Para los pianistas soviéticos, el arte fue un espacio de libertad interior”