Un curso, en el Museo Reina Sofía, explora las relaciones entre arte, ciencia y tecnología