LA CORUÑA / Orquesta Sinfónica de Galicia: un milagro