La Tempestad ofrece en Zaragoza los conciertos para dos, tres y cuatro claves de Bach

La Tempestad ofrece en Zaragoza los conciertos para dos, tres y cuatro claves de Bach

La Tempestad, la formación que dirige la clavecinista Silvia Márquez, ofrecerá el próximo día 31 de marzo, en el Auditorio de Zaragoza, dentro de la temporada la Sociedad Filarmónica, uno de esos programas que rara vez puede escucharse en directo: los conciertos para dos, tres y cuatro claves de Johann Sebastian Bach.

Al lado de Márquez estarán otros dos clavecinistas zaragozanos como ella: Javier Artigas y Alfonso Sebastián. Completará el cartel el sevillano Javier Núñez. Junto a ellos actuarán los violinistas Pablo Suárez Calero y Lorea Aranzasti, el violista Antonio Clares, el violonchelista Guillermo Turina y el contrabajista Jorge Muñoz.

Hablar de conciertos para clave lleva de un modo prácticamente irremediable en la mente del interlocutor, a los conciertos para 1, 2, 3 y 4 claves de Bach. No es de extrañar, teniendo en cuenta la suculenta oferta que los asiduos al Café Zimmermann de Leipzig disfrutaban en los años 30 del siglo XVIII: conciertos gratuitos semanales donde los miembros del Collegium Musicum, fundado por Telemann y dirigido entre 1729 y 1741 por Bach, interpretaban nuevas músicas cada semana, y donde se reunían los virtuosos alumnos del propio Johann Sebastian para tocar a uno o varios teclados, como Johann Ludwig Krebs, Wilhelm Friedemann Bach o Carl Philipp Emanuel Bach, entre otros.

Mención aparte merece el Concierto para cuatro claves BWV 1065, único de su especie y también el único en el que el material original no es propio, sino de Antonio Vivaldi, pues se trata de un arreglo de su Concierto para cuatro violines en Si menor nº 10 de L’Estro Armonico, colección que había llegado años antes a manos de Bach, gran admirador de la música del compositor veneciano.