La OSCyL interpreta piezas de Glinka, Brahms y Musorgski bajo la batuta de Roberto González-Monjas

La OSCyL interpreta piezas de Glinka, Brahms y Musorgski bajo la batuta de Roberto González-Monjas

Los próximos días 25, 26 y 27 de noviembre, la Orquesta Sinfónica de Castilla y León (OSCyL) ofrece en el Centro Cultural Miguel Delibes de Valladolid el cuarto programa de su temporada 21-22.

Bajo la batuta de Roberto González-Monjas [en la foto], la OSCyL abrirá la velada con la obertura de Ruslán y Liudmila de Mijaíl Glinka. Luego se escuchará la Sonata para clarinete y piano op. 120 nº 1 de Johannes Brahms en la versión para clarinete y orquesta que en 1986 realizó el compositor italiano Luciano Berio, uno de los grandes nombres de la creación musical de la segunda mitad del siglo XX. La siguiente obra será también un arreglo, en este caso mucho más conocido: la trascripción orquestal que Ravel hizo de los pianísticos Cuadros de una exposición de Musorgski.

La Sonata de Brahms contará con Andreas Ottensamer como solista. Clarinetista principal de la Filarmónica de Berlín, Ottensamer es también un experimentado músico de cámara, colaborador habitual de Yuja Wang, Leonidas Kavakos, Janine Jansen o Leif Ove Andsnes. Como solista, ha actuado bajo la batuta de Mariss Jansons, Simon Rattle, Andris Nelsons y Yannick Nézet-Séguin, entre otros.

Roberto González-Monjas destaca en la doble faceta de violinista y director. Es titular y asesor artístico de la Dalansinfoniettan (Suecia), y también director titular designado del Musikkollegium de Winterthur desde la temporada 2021/2022. Durante seis años, fue concertino de la Orquesta de la Academia Nacional de Santa Cecilia, en Roma.

(foto: Marco Borggreve)