José Luis Temes estrena en la Basílica de Aránzazu el oratorio “Benedicta” de Arturo Dúo Vital

José Luis Temes estrena en la Basílica de Aránzazu el oratorio “Benedicta” de Arturo Dúo Vital

Hace sesenta años, con motivo de la apertura de la Basílica de Aránzazu, se encargó un gran oratorio para coro y orquesta al compositor cántabro Arturo Dúo Vital. La obra, titulada Benedicta, estaba escrita sobre textos en euskera y castellano, pero su estreno se fue aplazando una y otra vez hasta que de ella se perdió el recuerdo. Ahora, ese infatigable descubridor del repertorio español más escondido que es José Luis Temes [en la foto], se pone al frente de la Joven Orquesta Sinfónica de Cantabria y de la Camerata Coral de la Universidad de Cantabria para asegurar el estreno de Benedicta casi medio siglo después de la fecha inicialmente prevista. Nunca es tarde si la dicha es buena.

Temes dirigirá Benedicta el próximo 3 de agosto en la Basílica de Aránzazu bajo el retablo de Lucio Muñoz y las bóvedas de Sainz de Oiza. El concierto se completará con la pieza Escorial (1975) de Tomás Marco. Un día más tarde, los mismos intérpretes ofrecerán en el Palacio de Festivales de Santander, dentro del Festival Internacional de la ciudad santanderina, una réplica parcial de este programa. En la primera parte, sonarán las Quattro versioni originali della “Ritirata notturna di Madrid” de Luciano Berio y Escorial de Tomás Marco. En la segunda, lo hará Arturo Dúo Vital con La fuente y la moza y la Sinfonía Benedicta.