El ‘Platée’ de Rameau llega al Liceu de la mano de William Christie

El ‘Platée’ de Rameau llega al Liceu de la mano de William Christie

La ópera barroca francesa sigue siendo la asignatura pendiente de los gestores musicales españoles, que se resisten a programar los grandes títulos de Rameau o Lully. Por eso, hay que aplaudir la iniciativa del Gran Teatre del Liceu de Barcelona de ofrecer, el próximo día 3 de febrero (eso sí, en versión concierto), la comédie lyrique del mencionado Rameau Platée (calificada por su autor como ballet bouffon).

Platée fue estrenada el 31 de marzo de 1745 en las caballerizas del Palacio de Versalles con motivo de los esponsales de uno de los hijos de Luis XV, el delfín Luis, con la infanta española María Teresa. Fue tal el gentío que se agolpó para asistir al espectáculo, sobre un escenario y con unas gradas levantados ex profeso, que el monarca francés ordenó acto seguido al arquitecto Ange-Jacques Gabriel que trazara los planos para un futuro teatro estable dentro del palacio: la Ópera real de Versalles, inaugurada en el año 1770.

El encargado de este Platée es William Christie, al frente de su conjunto vocal e instrumental, Les Arts Florissants. Christie ya estableció otro hito en la vida musical española cuando, en 1992, llevó al escenario del Teatro de la Zarzuela (esta vez, en versión escenificada) la opera de Lully Atys. Desde entonces, Christie (norteamericano, aunque nacionalizado francés) se ha convertido en referente ineludible de todo lo que tiene que ver con la música barroca francesa.

Un sobresaliente reparto artístico de este Platée del Liceu está liderado por el tenor holandés Marcel Beekman (Platée), a cuyo flanco estarán las sopranos Emmanuelle de Negri (Amour / Clarine) y Jeanine de Bique (La Folie), la mezzosoprano Emilie Renard (Junon), el bajo Edwin Crossley-Mercer (Jupiter), el tenor Cyril Auvity (Mercure) y el barítono Marc Mauillon (Cithéron).

Platée comenzará a las 19:00 horas, al objeto de que los asistentes al Liceu puedan regresar a sus lugares de residencia antes del toque de queda establecido por las autoridades sanitarias en Cataluña.