El Madrid de Don Ramón de la Cruz, en ‘Fandangos y tonadillas’

El Madrid de Don Ramón de la Cruz, en ‘Fandangos y tonadillas’

Don Ramón de la Cruz está considerado como el principal definidor del casticismo madrileño en el contesto del arte nuevo de hacer comedidas, expresado en forma de sainete o entremés. Fue uno de los más exitosos autores de la segunda mitad del siglo, cuyos textos se emplearon también a la hora de hacer zarzuela. Y en otros géneros menores, como la tonadilla.

Bajo el título de Fandangos y tonadillas, la Compañía Nacional de Teatro Clásico estrena la próxima semana (días 14, 15, 16 y 17 de enero), en el Teatro de la Comedia, un espectáculo en el que el protagonismo lo acapara ese Madrid tan admirablemente descrito Don Ramón de la Cruz. Es un Madrid castizo, obviamente, pero en él se perciben ya las ideas de la Ilustración que poco a poco penetrarán en una sociedad que va a ser testigo de la creación de nuevos modelos de poder económico, urbanísticos o sociopolíticos.

Fandangos y tonadillas quiere ser una pequeña fiesta en la que la danza y el teatro se encuentran con la música para preparar el gran camino que recorrerán juntos en las épocas venideras. El espectáculo está concebido y dirigido por Laura Ortega, con coreografía a cargo de Mar Aguiló y Pau Aran. La dirección musical corre a cargo de Alicia Lázaro, que estará al frente de un sólido elenco instrumental en el que figuran nombres como los de Silvia Márquez, Beatriz Amezúa, Marta Mayoral o Laura Salinas. Las sopranos María Hinojosa [en la foto] y Cecilia Lavilla pondrán su voz a los textos de Don Ramón de la Cruz.

(Foto: Luis García Ballesteros)