Capella de Ministrers despide 2019 y recibe 2020 con villancicos renacentistas en Valencia, Morella y Madrid

Capella de Ministrers despide 2019 y recibe 2020 con villancicos renacentistas en Valencia, Morella y Madrid

Capella de Ministrers, el grupo que dirige Carles Magraner, despedirá 2019 con dos conciertos, en Valencia y Morella, y recibirá 2020 con otro concierto, esta vez en Madrid. Los conciertos tendrán lugar en el Monasterio San Miguel de los Reyes (Valencia) el domingo 29, a las 12:00 horas; la Arciprestal de Santa María de Morella (Castellón) el lunes 30, a las 20:00 horas, y en la Iglesia de San Manuel y San Benito de Madrid el viernes 3 de enero, a las 20:30 horas. El repertorio incluye villancicos navideños del Renacimiento español.

“Pretendemos poner en valor un repertorio navideño poco conocido y difundir este patrimonio musical en estas fechas”, afirma Magraner, quien considera que “son obras sencillas, pero de gran belleza”. El violagambista y musicólogo valenciano estará acompañado por la soprano Èlia Casanova, Carles Cases (guitarra y tiorba), David Antich (flautas), Eduard Navarro (cornamusas y laúd) y Pau Ballester (percusiones).

El villancico sufrió su primera metamorfosis de la mano de Mateo Flecha el Viejo (1481?-1553?), el más célebre compositor de ensaladas, un género navideño, en principio, y vinculado con la liturgia de la Nochebuena. La obra más antigua del género de la que se tiene conocimiento es Bien vengades, pastores, que ya cantaban los niños del coro de la Catedral de Toledo hacia mediados del siglo XV en el transcurso de los Maitines navideños, a modo de glosa de la antífona gregoriana Pastores dicite, propia de la misma celebración, como explica Maricarmen Gómez, de la Universidad Autónoma de Barcelona. Su tono festivo tuvo siempre de contrapunto a El canto de la sibila, la más conocida de todas las composiciones navideñas hasta el Concilio de Trento, que prohibió las manifestaciones teatrales en el interior de los templos. La representación de este drama paralitúrgico, que Capella de Ministrers recuperó en 2012, casi 500 años después, con una interpretación en la Catedral de Valencia, anuncia la segunda venida de Cristo y con ella el Juicio Final.