La Filarmónica de Viena, abierta a la eventualidad de un Concierto de Año Nuevo sin público