Teatro de la Zarzuela 19/20: amplitud de miras

Teatro de la Zarzuela 19/20: amplitud de miras

Presentada en un multitudinario acto el pasado 23 de mayo, la nueva temporada del Teatro de la Zarzuela dará comienzo el próximo 3 de octubre con un título lírico y concluirá el 12 de julio de 2020 con el Ballet Nacional de España. Tras cuatro temporadas al frente, su director Daniel Bianco sigue apostando con acierto por la salvaguarda y la difusión del género lírico español y sus artistas, fiel a los estatutos que rigen el propio teatro, emprendiendo ‘un viaje de recuperación de nuestro patrimonio’ con amplitud de miras. Los logros no solo se miden por las cifras, sino también por el diseño de una programación que cumpla su papel al servicio de la cultura pública.

En estos últimos años el Teatro de la Zarzuela ha visto incrementada su media de ocupación, con un mayor número de funciones, mayor afluencia de gente joven -se ha reducido la edad media de los espectadores en más  de 9 años- y se ha producido un aumento en el número de abonados. En cuanto a la programación, cada nueva temporada genera expectativas y renovado interés, al combinar títulos del repertorio tradicional con otros que cayeron en el olvido y que se impone recuperar y dar a conocer. Y la temporada 19/20 no irá a la zaga de las anteriores, con mayor número de títulos y una nueva sección que añadir a las ya existentes: se presentarán once título líricos, siete nuevas producciones, dos estrenos contemporáneos, una reposición de producción propia y dos recuperaciones de nuestro patrimonio lírico. A todo ello se añade un ciclo de conciertos, los recitales del ciclo ‘Notas del ambigú’, el ciclo de Lied coproducido con el CNDM, y la coproducción con la Fundación Juan March de una ópera de cámara.

La sección lírica ofrecerá un título más que la pasada temporada; inaugurará con El caserío (del 3 al 20 de octubre) de Jesús Guridi, en una coproducción del Teatro Arriaga de Bilbao y el Campoamor de Oviedo que pudo verse durante unos días en 2015 en la sala roja de los Teatros del Canal de Madrid. Firmada escénicamente por Pablo Viar, la dirigirá musicalmente Juanjo Mena, con un elenco encabezado por Raquel Lojendio, Carmen Solís, Ángel Ódena y José Antonio López.

Le seguirá una nueva producción de una desconocida ópera de Ricardo Llorca basada en la obra de Miguel Mihura Tres sombreros de copa (del 12 al 29 de noviembre), con dirección escénica de José Luis Arellano y musical de Diego Martín-Etxebarría. Será su presentación en Europa, tras su estreno en Brasil hace ahora un año, y contará con las voces Jorge Rodríguez-Norton, Rocío Pérez, Emilio Sánchez e Irene Palazón, entre otros. En versión de concierto se ofrecerá el ‘Idilio lírico en dos actos’, Mirentxu (22 y 24 de noviembre) también de Jesús Guridi, título que se ofrecerá por primera vez en euskera, tras una ausencia de más de medio siglo en este teatro. Con dirección musical de Oliver Díaz, encabezarán el reparto Ainhoa Arteta, Mitxeldi Atxalandabaso, Christopher Robertson, Marifé Nogales y José Manuel Díaz.

Visitará por primera vez el Teatro de la Zarzuela una famosa zarzuela cubana que nuestro público desea ver: se trata de Cecilia Valdés (del 24 de enero al 9 de febrero 2020), estrenada en La Habana en 1932, zarzuela con música de Gonzalo Roig y basada en la novela romántica de Cecilio Valverde, que tiene como marco La Habana colonial de 1832. La dirección escénica será de Carlos Wagner y la musical de Oliver Díaz. Integrarán el reparto algunos cantantes cubanos: Elizabeth Caballero, Eliane Álvarez, Martín Nusspaumer. Hace ya bastantes años una Compañía cubana la escenificó en Madrid en los Teatros de la Villa, hoy denominado Teatro Fernán Gómez.

En versión de concierto se recuperará la desconocidísima ópera de Tomás Bretón Farinelli (15 y 17 de febrero), estrenada en el Teatro Lírico de Madrid en 1902. María Velasco es la encargada de adaptar en forma de narración el libreto de Juan Antonio Cavestany, como ya hizo con María del Pilar de Gerónimo Jiménez. Maite Beaumont, Rodrigo Esteves y Nancy Fabiola Herrera formarán parte del reparto que dirigirá Guillermo García Calvo.

Título indispensable del repertorio tradicional, así como uno de los más queridos del género, es Luisa Fernanda (30 de abril al 17 de mayo), de Federico Moreno Torroba, que verá la luz en una nueva producción firmada por Davide Livermore con dirección musical de Ramón Tebar y David Gómez-Ramírez. A los innumerables atractivos que tiene la propia obra se añade el emotivo, al cumplirse medio siglo del debut en Madrid de Plácido Domingo, quien cantará el papel de Vidal en una de sus funciones. Le acompañarán Yolanda Auyanet, Maite Alberola, Jorge León, Alejandro del Cerro, Juan Jesús Rodríguez, Javier Franco…

Se nos debían dos títulos que se frustraron en la temporada 17/18 por el conflicto originado por la polémica y abortada fusión entre el Teatro Real y Teatro de la Zarzuela. Pero lo prometido es deuda, y finalmente el público madrileño podrá ver el estreno mundial de una zarzuela contemporánea: Policías y ladrones, de Tomás Marco con texto de Álvaro del Amo y dirección escénica de Carme Portacelli y musical de José Ramón Encinar, con Manuel Lanza, Ernesto Morillo y Sara Blanch en el elenco. Cinco funciones del 26 de marzo al 5 de abril.

El otro título que quedó pendiente fue la producción ideada por Mario Gas del romance marinero de Pablo Sorozábal La tabernera del puerto (6 al 14 de junio), con escenografía y vestuario de Ezio Frigerio y Franca Squarciapino, respectivamente, y un reparto en el que intervendrán, entre otros, Sabina Puértolas, María José Moreno, Damián del Castillo y Rodrigo Esteves. Oliver Díaz conducirá la orquesta.

A estos ocho títulos de la sección lírica se añaden los Proyectos Didácticos: Agua, azucarillos y aguardiente de Federico Chueca, con Amelia Ochandiano en lo escénico y Oliver Díaz en la dirección musical, del Proyecto Zarza, entre el 2 y el 7 de marzo; y La increíble historia de Juan Latino (13 al 19 de enero), zarzuela pasticcio en un acto para teatro de títeres, en coproducción con la Compañía Claroscuro.

El undécimo título lírico será el correspondiente al ‘Teatro Musical de Cámara’ que durante varios años se lleva haciendo en colaboración con la Fundación Juan March y que, de ahora en adelante, con la reforma del salón de actos de la Fundación, podrá albergar producciones de mejor cabida. Del 6 al 13 de enero de 2020 se representará una desconocida ópera de cámara fechada en 1931, El pájaro de dos colores, con libreto de Tomás Borrás y música de Conrado del Campo, autores de quienes pudimos disfrutar ya en 2015 de otra de sus óperas de cámara, Fantochines. Dirigirá musicalmente estas funciones Miquel Ortega, mientras que Rita Cosentino, quien ya firmó para este ciclo la ópera lírica Mozart y Salieri, de Rimski-Kórsakov, se hará cargo de la puesta en escena. En el reparto, Sonia de Munck, Borja Quiza y Miguel Sola.

Como es habitual en estas últimas temporadas, el Teatro de la Zarzuela albergará su ciclo de Conciertos tanto en su sala principal como en el ambigú. Serán once conciertos en total (uno más que la temporada anterior) en los que se contará con grandes voces de la lírica, del flamenco, la canción popular y el pop. Habrá además una Gala lírica en homenaje a Montserrat Caballé (7 de septiembre). El ciclo de Lied, en su vigésimo sexta edición, mantiene el número de recitales y nos trae nombres como Christian Gerhaher, quien nos visitará en dos ocasiones para ofrecernos una selección de canciones de Gustav Mahler (30 de septiembre y 13 de enero), Matthias Goerne (7 de octubre), Nancy Fabiola Herrera (25 de noviembre), Christophe Prégardien (2 de diciembre), Simon Keenlyside (3 de febrero), Manuel Walser (30 de marzo), Ian Bostridge (20 de abril), Anna Lucia Richter (4 de mayo)  y Marlis Petersen (29 de junio).

Una de las novedades de la próxima temporada es la incorporación de un nuevo ciclo denominado ‘Domingos de Cámara’, dedicado exclusivamente a la música de cámara española de la mano de solistas de la Orquesta de la Comunidad de Madrid y que tendrá lugar los correspondientes domingos a las 12:00 h. Serán cinco conciertos dedicados a Cuartetos vascos (20 de octubre), Música española contemporánea (24 de noviembre), Concierto de villancicos (15 de diciembre), Compositoras españolas (5 de abril), y Obras de cámara de Pablo Sorozábal (7 de junio).

También la Danza tendrá su hueco en la programación, con las intervenciones de la Compañía Nacional con El cascanueces de Chaikovski  (10 al 22 de diciembre) y un nuevo espectáculo del Ballet Nacional (27 de junio al 12 de julio).

Como se puede ver, una temporada muy completita. Solo queda disfrutarla y agradecer a los programadores y a sus equipos el esfuerzo y la ilusión que han puesto en aumentar el número de funciones y dotarlas de excelentes propuestas.