Ud. está aquíInicio / Abril 2011 / Reportaje / El mercado de las grabaciones de música clásica (I)

El mercado de las grabaciones de música clásica (I)



El mercado de las grabaciones de música clásica (I)

En estos tiempos de dificultades económicas en todo el mundo y de cambios tecnológicos sin precedentes, ¿hasta qué punto es estable el mercado de las grabaciones de música clásica? ¿Representa algo más que un pequeño segmento de un mercado mucho más grande de grabaciones globales dominado por el pop y el rock —que actualmente sufren de una dramática reducción de ventas— y funcionando según sus normas? ¿O tal vez funciona el mercado clásico de forma diferente? ¿Tiene capacidad para vivir por sus propios medios? ¿Cuál es el panorama actual de ese mundo que se dedica a vender grabaciones de música clásica internacionalmente y cómo se ha desarrollado  durante el último cuarto de siglo? Estas son preguntas que, aun referidas a la creatividad artística, no se pueden responder automáticamente hablando directamente con los propios artistas. Por eso, aquí hemos tratado de animar a los personajes más influyentes de discográficas y distribuidoras que  añaden sus propias energías a esa creatividad.

En este primer artículo tendremos en cuenta los cambios más importantes registrados durante los últimos veinticinco años y cómo estos han afectado a la capacidad de vender discos en el clima económico de hoy. La próxima entrega se centrará en los planteamientos y la energía creativa que
serán necesarios en el futuro.

Barómetros estadísticos

La cuantificación —y mucho más el análisis— de las ventas globales de las grabaciones de música clásica es más bien una ciencia inexacta. Las cifras dadas por la International Federation of the Phonographic Industry —y su afiliada en España, Promusicae— son una gran ayuda pero, en ciertos países, las cifras de ventas de la música clásica se unen a las de los álbumes de crossover y en otros muchos no se comunican aquéllas. Según la IFPI, las ventas del repertorio clásico representaron en España, en 2010, un seis por ciento de las ventas de grabaciones materiales, dentro de una facturación total —reunidos todos los géneros— de 177 millones de euros. Actualmente, España está clasificada en el décimo lugar de ventas en el mercado mundial de grabaciones. Una “lectura” correcta de esta situación respecto de los datos del mercado internacional es complicada, también debido a la creciente diversidad de formas en que se consigue la música grabada: CD, SACD, vinilo, DVD, descargas digitales en un sinfín de distintas calidades de sonido y un conjunto de funciones  emergentes para streaming y servicios de suscripciones.

Desde hace 25 años

Antes, las grabaciones de música clásica procedían casi exclusivamente de los sellos más importantes —DG, Decca, EMI, etc.—, con sólo unos cuantos independientes funcionando en su estela. Ahora la situación ha cambiado dramáticamente y, con el crecimiento de los independientes, ha llegado una multiplicidad de novedades clásicas puestas en venta todos los meses —entre cuatrocientas y quinientas según diferentes cálculos— en diferentes formatos. Carlos Céster, del sello español independiente Glossa, dice que “hoy es más fácil hacer una grabación que venderla”.....

 

Mark Wiggins
(Comienzo del estudio publicado en Scherzo nº 262, Abril 2010)

Más sobre

Discos excepcionales Scherzo
El tablón de anuncios de Scherzo
Hemeroteca Scherzo
Premios Internacionales de Música Clásica
Ciclo de grandes intérpretes
Ciclo de jóvenes intérpretes
Fundación Scherzo
Enlaces de Internet de Scherzo
Siguenos en Facebook
Siguenos en Twiter