Ud. está aquíInicio / Diciembre 2010 / Dosier / X: Las incógnitas. Un mar de enigmas.

X: Las incógnitas. Un mar de enigmas.



X: Las incógnitas. Un mar de enigmas.

Llevamos años diciendo, y no sin razón, que la música, aun sin dejar de ser cenicienta —epíteto que gustaba de emplear en tiempos el recordado colega Antonio Fernández-Cid—, ha ido mejorando sus constantes en España, este país de nuestras penas y alegrías, de nuestras entretelas. La cuestión ha podido ir calibrándose en las páginas de SCHERZO, siempre abiertas a la actualidad y al estado de un enfermo que va adquiriendo color día a día, o, más bien, año a año. Claro que el paciente acusa todavía dolores y no acaba de encontrar el alivio definitivo. Son muchas las incógnitas que se le plantean y que los galenos no le resuelven.

Dos parcelas de siempre menesterosas en nuestro país han sido la música de cámara y el lied. Desaparecidos hace años los dos cuartetos más activos durante los cincuenta, sesenta y setenta, la Asociación Nacional de Música de Cámara y el de Radiotelevisión, esta importante veta parecía iba a quedar definitivamente arrumbada pese a los esfuerzos de algunos músicos de valía que intentaban navegar en mar proceloso y falto de acogida. Las sociedades filarmónicas de provincias no se arredraban y hacían sus pinitos, pero, como siempre, la escasez de apoyos y el despego de la afición cavaron más de una tumba.

Otro tanto sucedía con el lied, la más acrisolada forma dramática y musical a que da lugar, vía Centroeuropa, la unión de una voz y un piano. Hoy las cosas son distintas gracias a la Fundación Caja Madrid, promotora en la capital de los ciclos Liceo de Cámara y de Lied, que aún han de alcanzar sin duda mayor relieve y han de impulsar un deseado mimetismo en una periferia que, en todo caso, ha venido carburando a buena presión: Palau de la Música Valenciana, Palau de la Música Catalana, Festivales varios… Pero han de encauzarse todavía muchas de estas actividades. Para que lo que se hace en Madrid no sea realmente un oasis y las visitas de grupos y voces no sea, como lo es hasta ahora, una excepción.

Las incógnitas se ciernen igualmente, pese a la aparente bonanza, en el capítulo de nuestras formaciones sinfónicas, que ocupan ampliamente todo el territorio nacional. Afortunadamente, aunque despacio, los instrumentistas españoles van incorporándose a ellas. Siguen la mayoría, no obstante, exceptuando tres o cuatro, sin realizar una programación novedosa, didáctica, estimulante, en la que lo nuevo se alterne de manera eficiente con lo antiguo. Se bucea demasiado en lo de siempre, con poca o ninguna inquietud. Son raros los estrenos y las recuperaciones. La Orquesta de la Comunidad de Madrid es un ejemplo necesario. Espesas brumas se ciernen sobre algunos de estos conjuntos en una época de crisis como la que vivimos y que algunos han experimentado ya en sus propias carnes. Véase el caso de la Real Orquesta Sinfónica de Sevilla, a la que le han dado un buen mordisco. ¿Se despejarán las incógnitas sobre su futuro?

Nos gustaría saber asimismo si llegará un momento en el que los encargados de programar lo hagan con independencia de los agentes, que siguen imponiendo criterios y artistas e influyendo por tanto de forma non sancta en la mayoría de las temporadas.

La música contemporánea subsiste, aunque quizá excesivamente encajada en un gueto, que es el del CDMC, que indudablemente, y no nos duelen prendas, viene practicando una buena labor, nunca a gusto de todos. Pasará a depender de ese nuevo organismo en el que se integran también el Auditorio Nacional y el CAEMHIS. Otras entidades, y Musicadhoy de Madrid es un buen ejemplo, defienden similar pabellón. La incógnita a despejar es si esta entusiasta iniciativa podrá seguir manteniendo en un próximo futuro su actividad, dependiente del INAEM y de la Fundación Caja Madrid.

Otra de las grandes incógnitas, en la que llueve abundantemente sobre mojado, es la de la enseñanza, que nunca acaba de quedar estabilizada y rematada. Se sucede plan tras plan y no termina de cocerse uno definido que nos sitúe en paralelo con otros estados de la Unión, que en esta cuestión también nos llevan una buena ventaja.

El apartado pedagógico toma singular virulencia en el canto. España, que fue pionera en tiempos de los García y sucesores, no posee ahora un nivel que nos haga competitivos en este campo. Aunque sigue habiendo maestros, es necesario todavía marcharse al extranjero, a Italia, Alemania, Francia, Inglaterra o Estados Unidos, para adquirir una sólida técnica. Sobre todo en lo tocante al lied. Y eso que no cabe negar logros menores en algunos centros, como la Escuela Reina Sofía; o por parte de profesores privados. No hay una tónica, una base, una preparación que nos permita pensar en una aclaración a las muchas preguntas. Porque voces continúa habiendo; aunque no en forma de luminaria.

En conexión con este asunto está el de los teatros de ópera, que cada vez son más. Hay temporadas o temporaditas en distintas comunidades, en algún caso decorosas, pues ahora también se ensaya más y se programa, hasta cierto punto, mejor. Bien que los dos grandes centros sigan siendo Madrid y Barcelona. En el Liceo las cosas funcionan aceptablemente, con criterio, a veces discutible, y vienen impulsadas desde hace años por las mismas mentes resolutivas. Se ha construido un tipo de programación en el que se apuesta mucho por lo nuevo o lo insólito; y funciona. En el Real se ha venido programando de manera más equilibrada, sin desdeñar lo novedoso. Ahora se abre una enorme incógnita con la presencia de Mortier, un provocador nato, aunque con ideas firmes, no siempre bien fundamentadas y desarrolladas. Sería bueno que se atendiera en mayor medida a las jóvenes voces de casa. Algo que reza también para el Teatro de la Zarzuela, cuyo rumbo futuro es igualmente otra incógnita. Su director artístico actual, Luis Olmos, termina mandato. Como lo terminaba el director musical, Miguel Roa, despedido con cajas destempladas antes de tiempo.

Arturo Reverter

Volver al índice del dosier "25 años en 27 letras"

Más sobre

Discos excepcionales Scherzo
El tablón de anuncios de Scherzo
Hemeroteca Scherzo
Premios Internacionales de Música Clásica
Ciclo de grandes intérpretes
Ciclo de jóvenes intérpretes
Fundación Scherzo
Enlaces de Internet de Scherzo
Siguenos en Facebook
Siguenos en Twiter