Ud. está aquíInicio / Bitácoras / Santiago Martín Bermúdez / Guindalera: La larga cena de Navidad

Guindalera: La larga cena de Navidad




PorSantiago Martín... - Publicado el 17 Diciembre 2012

Guindalera: La larga cena de Navidad

La larga cena de Navidad es una hermosa comedia de Thornon Wilder. Un solo acto para todo un siglo de trascurso. Los personajes entran cuando nacen, normalmente en cochecitos de bebé, y salen por el otro lado, cuando han envejecido lo suficiente, o cuando alguna circunstancia los ha “apartado” de la vida. Es una cena de Navidad en la que se suceden varias generaciones. Y de ella obtuvo Paul Hindemith el texto para la última de sus óperas, Das lange Weihnachtsmahl. No es Cardillac, no es Mathis el pintor, no es La armonía del mundo, no va por ahí, sino más bien todo lo contrario. Tampoco es el Hindemith travieso y vanguardista de su juventud, la época de Asesino, esperanza de las mujeres (según el texto morboso y entonces provocador del pintor Kokoschka), o de Noticias de día. En esta última ópera es como si Hindemith se pusiera a sí mismo en escena, entre todos esos personajes, para salir por el lado derecho después de tanto tiempo transcurrido desde que entrara en un cochecito por el lado izquierdo, al final de un siglo que parecía prometer una centuria feliz. Que no lo fue.

Hay una excelente lectura en un solo CD (Wergo), comentada en Scherzo hace tiempo, que pueden consultar en la página de Diverdi.

Pues bien: como casi todos los años por estas fechas, pueden ver la comedia de Wilder en una interpretación excelente. Veamos.

Guindalera, escena abierta, es una compañía que se ha ganado a pulso el prestigio de hacer teatro de alto nivel, de calidad, en una sala que parece alternativa, y que en realidad lo es: es alternativa a las alternativas, porque en ella sí se hace buen teatro. Guindalera está en el barrio de ese nombre, y tienen una programación muy variada en la que algunos nombres se repiten porque se ve que les gusta: Pinter, Chéjov, o el irlandés Brian Friel. No sólo les gusta: los hacen a la perfección.

Ahora la troupe de Guindalera, bajo la dirección de Juan Pastor, traen de nuevo, como casi todos los años, La larga cena de Navidad, de Thornon Wilder. Pero, atención: los Teatros del Canal, cuyo equipo directivo se que ve reconoce el excelente nivel de las producciones de Guindalera, ofrecen a Juan Pastor y a sus espléndidos cómicos una de sus salas para ésta y para otra producción: Odio a  Hamlet, comedia de Paul Rudnick. No hay que perderse ninguna de las dos, pero aquí estamos para hablarles de La larga cena de Navidad.

Más información en los Teatros del Canal.

La larga cena de Navidad de Thornton Wilder, con Iria Marquez, Carmen Gutierrez, Cristina Palomo, María Pastor, T. Velasco y Raúl Fernandez. Foto: Manuel Benito