Ud. está aquíInicio / Bitácoras / Santiago Martín Bermúdez / Festival Janáček de Brno: un adelanto

Festival Janáček de Brno: un adelanto




PorSantiago Martín... - Publicado el 12 Noviembre 2012

Festival Janáček de Brno: un adelanto

Si Bayreuth gira en torno a Wagner y Salzburgo en torno a Mozart, desde hace unos años (los años pares) tiene lugar en Brno el Festival Janáček. El músico de Hukvaldy vivió prácticamente siempre en Brno, capital de Moravia, y allí podemos ver su museo, ubicado en la antigua Escuela de órgano, que dirigió y administró durante años. “Yo era el portero, el mecanógrafo, el profesor, el director, todo”, dijo Janácek cuando la Escuela ya estaba consolidada. Durante todos esos años, la escuela creció, y no parece que recibiera muchas ayudas durante un cuarto de siglo.

Un importante equipo gestiona y planifica el Festival Janácek. Y un Comité honorario le presta nombres y más categoría aún; entre otros, vemos a John Tyrrell, Mariss Jansons o Magdalena Kožená. El curioso aficionado puede consultar la espléndida programación del Festival que está a punto de empezar (viernes 16 de noviembre) en la siguiente dirección:

http://www.janacek-brno.cz/

Ahí encontrará títulos, artistas, fechas, todo lo que aquí nos llevaría a un exceso de pormenor: conciertos sinfónicos, de cámara, instrumentales… y óperas. El gran protagonista es Janáček, claro está, pero también hay sorpresas. Veamos.

Las óperas de Janáček que podrán verse en el festival son cuatro de las siete más o menos canónicas (no cuentan, por el momento, las dos “juveniles” –nada es juvenil en Janáček, podríamos decir): Jenufa, Destino, Kat’a Kabanová y El caso Makropoulos. Faltarían (no podemos tener todo) Brouček y sus viajes a la luna y al siglo XV; la encantadora Bystrouska y De la casa de los muertos. Otro año será. Pero Katia llega en dos montajes, uno de ellos para una brillante clausura. Sigamos viendo.

No seguiré la cronología del festival, para eso está el enlace que les he propuesto. Pero hay que destacar el Makropoulos de Robert Carsen (con Zhanna Afanasieva como Emilia Marty). Según Daniel Dvořák, director del Teatro Nacional de Brno: “la producción de El caso Makropoulos del Staatstheater Nürnberg, dirigida por Robert Carsen, uno de los más destacados directores teatrales de nuestro tiempo, y dirigida por Marcus Bosch, va a ser uno de los momentos culminantes del festival en este año”.

Para inaugurar el festival, el viernes 16, tenemos una puesta en escena de Osud (Destino), una de las óperas más breves y, además, menos consideradas del compositor, a pesar de su interés, y por mucho que no sea una obra redonda. Recordarán los aficionados que el Teatro Real la ofreció hace unos años con puesta en escena de Bob Wilson. En Brno la dirigirá Jakub Klecker en el foso, con puesta en escena de Ansgar Haag; los protagonistas serán Ondrej Ealing y Pavla Vykopalová.

Habrá dos Katias: la del Teatro Nacional de Moravia-Silesia (Morenike Fadayomi, puesta en escena de Daniel Dvořák) y la producción holandesa que llega de la Opera de Maastricht, dirigida por Hary Kupfer y con protagonismo de Johanni van Oostrum. Esta función será la que sirva de clausura a un festival lleno de acontecimientos.

Pero no sólo de Janáček vive este festival. Hay un apartado llamado Genius loci. Y uno de los genios del lugar fue Erich Wolfgang Korngold, del que vemos y oimos a menudo Die tote Stadt, pero nunca la que se programa aquí, en Brno, Das Wunder der Heliane, El milagro de Heliane, de un romanticismo generoso, una plétora de música que sale por todos los rincones del foso, el escenario y el alma de los cantantes, una ópera que ha tenido escasa fortuna escénica (Alban Berg la detestaba, o al menos eso decía en sus cartas) y por la que este Festival apuesta en una producción que llega del Pfalztheater Kaiserslautern.

Será un placer conocer dos óperas breves que no son de ahora mismo, ni mucho menos, pero sí de compositores de nuestro tiempo. Las veremos en programa doble: Turismo europeo, de Josef Berg y La Bella y la Bestia, de Miloslav Ištvan.

Hay mucha más música además de estas óperas. Insistimos en que no se puede dar cuenta de todo. Tal vez sea un poco tarde para abrirles el apetito. El festival comienza el próximo viernes y termina diez días más tarde. Podría decirse que aún hay tiempo…

Casa de Leos Janáček.